Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Federación Internacional y Europea de Periodistas condenan la detención de Hamza Yalçin y piden su no extradición

La Federación Internacional y Europea de Periodistas (FIP y EFJ), junto con sus afiliadas en España y Suecia, han condenado "enérgicamente" este miércoles 9 de agosto la detención del periodista sueco-turco Hamza Yalçin el pasado día 3 en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, tras una orden internacional emitida por Turquía a través de Interpol sobre supuestas tramas terroristas.
En un comunicado conjunto, las federaciones ha solicitado a las autoridades españolas que no entreguen a Hamza Yalçin a Turquía, ya que "la seguridad del periodista y la independencia judicial de un juicio no estarían garantizadas" en el país.
"Nos unimos a nuestros afiliados e instamos a la Audiencia Nacional y al Gobierno de este país a que no entreguen al periodista Hamza Yalçin a las autoridades turcas", ha declarado el presidente de la FIP, Philippe Leruth.
Asimismo, Leruth ha asegurado que, "debido a la extrema represión contra las voces independientes por parte del Gobierno de Recip Tayyip Erdogan", se teme por la seguridad y el respeto de los derechos democráticos de su colega. Además, ha indicado que ven las acusaciones de terrorismo "como otro pretexto para perseguir a la prensa libre y crítica en Turquía".
Según han precisado las federaciones de periodistas, el Ministerio sueco de Asuntos Exteriores ha solicitado que se le permita visitar al periodista en Barcelona, se ha asegurado de que tiene un abogado y está trabajando para aclarar las acusaciones que pesan sobre el periodista y escritor.
"Acogemos con beneplácito la participación de la Cancillería sueca que ha pedido a las autoridades españolas que manejen el proceso de acuerdo con los tratamientos humanitarios internacionales como el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales", ha manifestado el presidente de EFJ, Mogens Blicher Bjerregard.
Además, ha pedido a España que rechace la extradición y ha instado al Gobierno sueco a hacer lo mismo. "Nos solidarizamos con nuestros colegas turcos en Turquía y con los colegas turcos exiliados que viven en los Estados miembro de la Unión Europea", ha subrayado, para después añadir que ni la UE ni sus Estados miembro pueden "permitir que el Gobierno de Recip Tayyip Erdogan apunte a los críticos, especialmente si viven en el extranjero".
Yalçin, de 59 años, es un doble ciudadano sueco-turco que ha vivido en el exilio en Suecia desde 1984. Es el editor en jefe de la revista 'Odak Dergisi', una publicación socialista que critica al Gobierno turco y participa en Amnistía Internacional y PEN Organizaciones internacionales. También es miembro de la Asociación de Escritores Suecos, según han detallado la Federación Internacional y Europea de Periodistas.
Las autoridades españolas están a la espera de que Turquía formalice la petición de extradición del periodista. La Justicia turca tiene hasta el 11 de septiembre para entregar toda la documentación.
Según han informado fuentes jurídicas, sobre Yalçin pesa una orden internacional de detención emitida por las autoridades turcas por un delito relacionado con el terrorismo, por lo que al pisar el aeropuerto de la Ciudad Condal fue detenido por la Policía Nacional, que le puso a disposición del juez de guardia de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.
Tras negarse a ser extraditado a Turquía, el magistrado, a petición de la Fiscalía, le envió a prisión provisional, siguiendo así los trámites del Convenio europeo de extradición, que establece que el juez puede ordenar la prisión o la libertad para un detenido mientras se tramita la entrega al país solicitante.
NO TIENE ARRAIGO EN ESPAÑA
Según las fuentes consultadas, Moreno acordó la medida de prisión provisional debido a que el periodista no tiene ningún tipo de arraigo en España. De hecho, en El Prat sólo estaba haciendo escala camino de Londres.
En virtud de mencionado Convenio de extradición, Turquía tiene un plazo de 40 días --hasta el próximo 11 de septiembre-- para formalizar la petición de extradición. Cuando lo haga, se podrá prorrogar la medida de prisión por otros 40 días. Si no lo hace en dicho plazo, el juez deberá dejar a Yalçin en libertad, han explicado las fuentes consultadas.