Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eva González: "Si me quedo embarazada, pues genial, pero ahora no es mi prioridad"

Eva González, que presentó en Madrid una nueva línea de cosmética antiarrugas para la mujer de la firma Dermatoline, no sabe si llegará a tiempo para asistir a la boda de su cuñado Kiko Rivera con Irene Rosales. La conductora de Masterchef trabaja el mismo día del enlace, y aunque asistirá, no sabe a qué hora llegará.
Con un mono rosa de gasa y su larga melena recogida en un moño, se mostró feliz e hizo un balance de su primer año de matrimonio con el torero Cayetano Rivera. Aunque su prioridad en este momento no es ser madre, confiesa que si llega será bienvenido.
CHANCE: Eva, ¿qué tal tu primer año de casada?
Eva González: La primera en la frente.
CH: Sí. Se te ve guapa...
E.G: ¿Antes no?
CH: Pues sí.
E.G: Pues todo sigue igual.
CH: Tu truco es el uso de las cremas.
E.G: La verdad es que eso ayuda. A partir de los 30 ya las cosas se van cambiando de sitio. No sé qué pasa, pero se van cambiando de sitio y lo que antes estaba en un sitio, ahora está más abajo y hay que empezar a cuidarse. La piel siempre he intentado cuidármela bastante porque la tengo bastante seca y cuando das con un producto que funciona y te pone las cosas en su sitio, mejor.
CH: Este año, ¿qué balance haces de tu primer año de casada?
E.G: Exactamente igual y eso creo que es bueno. Imagínate que me caso y todo cambia. No. Estoy igual, nos sentimos igual, todo está igual pero con una gran fiesta con los amigos, con la familia, compartiendo ese día y celebrando que todo va bien, que nos queremos y ya está.
CH: ¿Y a por el niño?
E.G: Esto va así, ¿no? Esto va por orden, ¿no? Cuando te casas te preguntan por el hijo y cuando se tiene el hijo, por el segundo. Pues no. De momento no. De momento la respuesta es exactamente la misma, estoy muy bien como estoy. Querer ser madre, pues sí, quiero serlo, pero no es ahora el momento. Si me quedo embarazada, pues genial, a su casa viene, pero no es mi prioridad ahora mismo. Ahora mismo estamos con las grabaciones a tope y sería complicado. Que se puede hacer, pues sí, pero tampoco.
CH: Por lo menos tienes claro que quieres ser madre, ¿no?
E.G: Claro. También es lícito si no se quiere ser madre.
CH: A veces parece que se impone.
E.G: A veces sí. Siempre es como lo que hablamos antes que cuando te casas, cuando tienes un hijo, hay estereotipos marcados que son los que deben ser y es totalmente lícito no querer tener hijos o quererlos tener cuando quieras. Por eso te digo que ahora mismo no quiero. Si viene, pues viene.
CH: Pronto hay boda que nos interesa a todos muchísimo. La de Kiko Rivera.
E.G: Llevo un veranito de bodas, madre mía. Sí, claro.
CH: La de Kiko e Irene de manera especial.
E.G: Claro, es la del hermano de Cayetano y claro que se va a vivir de manera especial como cuando se casa un hermano. Yo lo tengo un poquito complicado, estoy trabajando, es viernes, trabajo en Madrid, intentaré por todos los medios llegar y no sé a qué hora saldré y no puedo hacer muchos planes, pero intentaré llegar porque me apetece mucho acompañarlos en ese día tan especial para ellos y para todos los que los queremos.
CH: Kiko en vuestra boda lo dio todo, diversión magnífica.
E.G: Tenía un buen público. Tenía un público que tenía muchas ganas de pasarlo bien y eso ayuda mucho. Kiko estuvo con nosotros en nuestra boda y nosotros estaremos en la suya también.
CH: ¿Qué consejo le darías a Irene para ese día?
E.G: Que se olvide de todo el mundo. Que vaya a disfrutarlo porque muchas novias están un poco retraídas, se preocupan, están tensas, yo en mi boda disfruté mucho, lo pasé super bien, atendí a la gente y los atendí porque yo quería. Va un poco en función de a quién invites. Ellos van a invitar a gente cercana y hay cero compromiso y en mi boda había cero compromiso, la disfruté mucho y todo el mundo también. Creo que la gente iba con muchas ganas y a Kiko le va a pasar lo mismo, que disfruten, que se olviden de todo, día muy especial y hay que disfrutarlo, vivirlo y guardarlo en la retina.
CH: ¿Es cierto lo de las invitaciones con marca de agua?
E.G: No me he enterado de nada. No veo la tele, perdóname. No me he fijado. No tengo ni idea de lo que me estás diciendo, me ha llegado la invitación normal y corriente, no me he fijado si lleva marca de agua. No lo sé.
CH: ¿Tienes relación con Irene como de cuañadas? ¿Y Cayetano y Kiko trato como hermanos?
E.G: Son hermanos, ¿cómo no van a tener trato?
CH: Me refiero por la vida, no es fácil por los trabajos.
E.G: Claro que no es fácil por los trabajos de unos, de otros, y la vida de cada uno, pero se saca hueco para todo.
CH: Te lo digo por lo de la despedida de soltera.
E.G: Trabajo todos los días, es imposible, no tengo tiempo y con lo de la boda, al ser un viernes, lo tengo muy complicado, a ver a qué hora salgo de trabajar y a ver si puedo llegar.
CH: ¿Tienes el vestido preparado?
E.G: Estoy en ello.
CH: ¿Y esa faceta de diseñadora?
E.G: No es una faceta de diseñadora, ni mucho menos, lo hice con todo mi cariño hacia una ciudad que me parece maravillosa que adoro, Ronda, en la que tengo grandísimos amigos, me lo paso super bien y no es una faceta de diseñadora.
CH: ¿No vas a continuar?
E.G: Estoy vinculada a la moda desde que tenía 16 años, entonces es un camino natural y no sería nada raro, pero de momento no, no tengo tiempo.
CH: ¿De color vas a ir vestida a la boda?
E.G: No lo sé todavía, me estoy haciendo el vestido, espero que os guste.
CH: Me refiero a lo de color mamarracho.
E.G: Nunca llueve a gusto de todos. Las cosas se pueden decir con respeto sobre todo y puede ser que no guste el diseño, pero el color es un color muy normal, color que se usa mucho en trajes taurinos, es un mercurio y eso se ha usado siempre en trajes de torear. Me extraña que se metan con el color, entendería más que se metieran con el diseño, con el bordado.
CH: ¿Cómo te tomaste las críticas?
E.G: Por la crítica. Gracias a Dios fue solo una y si te digo sinceramente me da bastante igual, lo que pasa que me dio rabia en el momento, no por el traje, sino por la palabra, no me pareció muy correcta, creo que hay que tener un respeto y eso no define un color, eso no es un color, es un adjetivo que está diciendo más cosas que no me parecen correctas. Nunca entro. Venía de grabar y...
CH: Eres muy espontánea. Valor añadido a tu imagen.
E.G: Pienso que eso es bueno.
CH: Fuiste educada.
E.G: Nunca voy a perder el respeto y mucho menos a una persona mayor, una persona a la que considero bastante importante en Sevilla, que ha conseguido bastantes cosas y no le voy a perder el respeto bajo ningún concepto.
CH: ¿Cómo viviste ese día tan especial de la Goyesca?
E.G: Muy bonito. Para Cayetano significa mucho, para toda la familia, para todos nosotros también, lo viví con nervios, muy bonito, lo especial de ese día, Ronda, nuestros amigos, la familia, en fin... Son muchos factores los que ese día juegan y encima le había hecho el vestido, quería que gustase, todo maravilloso, todo el mundo me felicitó por eso y lo más importante de todo es que todo salió bien, no hubo percance en los toreros, los tres a hombros.
CH: ¿No te gustaría que se retirase?
E.G: No voy a entrar en eso. No tengo problema en hablar de nada pero...
CH: ¿Cayetano es de usar cremas?
E.G: No. Cero. Luego dice que tendría que empezar a ponerse cremas, pero no se las pone nunca. A lo mejor no ha dado con el producto.
CH: ¿Cayetano y Fran están preparando alguna sorpresa a su hermano?
E.G: No voy a entrar en eso. No sé nada, pero tampoco te lo contaría.
CH: ¿Y de traje?
E.G: No te voy a decir cómo es el traje de Irene. Aunque lo supiera no te lo diría. Lo importante es que ella esté cómoda con su vestido y seguro que va a estar guapísima porque es una niña monísima.