Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España condena el asesinato del periodista jordano que publicó una caricatura sobre el Islam

España ha condenado firmemente el asesinato del periodista jordano Nahed Hattar, un acto "odioso, contrario a la tradición de tolerancia de la sociedad jordana".
En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el Ejecutivo traslada sus condolencias a los familiares y allegados de Nahed Hattar y reafirma su compromiso "con la defensa de la libertad de pensamiento y expresión en todo el mundo".
Hattar falleció el domingo pasado como consecuencia de los disparos que recibió de un hombre armado justo cuando estaba a punto de ser juzgado en el Palacio de Justicia de Abdali, en Amán, por difundir en redes sociales una caricatura que fue catalogada de ofensiva contra el Islam.
Hattar, de confesión cristiana y defensor del presidente sirio, Bashar al Assad, fue detenido después de compartir una caricatura en la que aparecía un hombre con barba junto a varias mujeres y pedía a Dios que le llevase vino. Tras pasar varios días entre rejas, hace dos semanas había quedado en libertad provisional.
Para un sector de la comunidad musulmana, la imagen suponía una ofensa contra la religión y las autoridades entendieron que Hattar había incumplido la ley al divulgarla.