Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentran una anotación manuscrita de Goya oculta durante casi tres siglos tras un dibujo

Investigadores del Museo del Prado han encontrado una anotación manuscrita de Francisco de Goya que había permanecido oculta desde mediados del siglo XIX, en el reverso de un dibujo. Un hoja de color rosa se había adherido a la página, de modo que el texto escrito por el pintor no había sido descubierto hasta ahora, según han explicado desde el museo.
El texto reza literalmente: "No a todos conviene lo justo". Se trata, según los investigadores, del título del dibujo de la página siguiente del volumen en el que se encuentra la ilustración y la anotación ya mencionadas, y resulta ser "de gran importancia para comprender el sentido del dibujo" y "la manera de pensar" del artista.
"Es una buena muestra de la capacidad de Goya para interpretar la sociedad de su tiempo, en la que las libertades políticas y la justicia que promovió la Constitución de Cádiz no provocaron el mismo entusiasmo en toda la población. Pero también el texto y su dibujo son una muestra de la trascendencia de la obra de Goya, susceptible de adaptarse al paso del tiempo y cobrar actualidad, pues en el fondo, sus composiciones son emblemas del comportamiento y de la esencia del ser humano".
La ilustración, de la que ahora se conoce su título, forma parte de un álbum de dibujos elaborado por el propio Goya, uno de los pocos que se conserva "casi intacto" en el Museo del Prado, y que contiene un total de 120 dibujos de los al menos 126 que se sabe que debió tener. En su mayoría, este tipo de álbumes fueron "desmembrados" tras la muerte del pintor y posteriormente reorganizados por su hijo, según explican desde el Museo del Prado.
"En los últimos años, los dibujos se han ido separando de los soportes de papel rosa para una mejor conservación, pues la adhesión provocaba grandes deformaciones y abolsamientos. Con esta intervención, realizada por las restauradoras del Museo del Prado María Eugenia Sicilia y Minako Wada, se ha conseguido eliminar las alteraciones , al tiempo que se ha efectuado una limpieza de los restos de adhesivos así como una hidratación de papel", señalan.