Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elvira Navarro recupera la figura de Adelaida García Morales, autora de 'El Sur': "El personaje tenía algo fantasmal"

La escritora Elvira Navarro recupera en 'Los últimos días de Adelaida García Morales' (Literatura Random House) la figura de la autora de 'El Sur', novela que dio lugar a la película homónima de Víctor Erice, y cuya personalidad "no se llegó a conocer nunca realmente, solo una construcción fantasmagórica".
"En la obra hay un juego con lo fantasmal, porque no sé quién era Adelaida, pero sí conozco el personaje: hay una construcción fantasmagórica por todos los lados, que tiene que ver con el lado de la leyenda. Parece como si ella fuera un significante flotante que cada uno rellenaba a su antojo", ha señalado Navarro en una entrevista con Europa Press respecto a las múltiples anécdotas en torno a García Morales.
Precisamente, una de esas anécdotas le sirvió a la escritora para ponerse a elaborar este texto, que inicialmente iba a ser un cuento, pero su extensión y temática terminó llevando a una 'nouvelle'. Una amiga de Navarro le envió dos mails en los que contaba cómo en los últimos días antes de morir, García Morales se dirigió a la concejalía de cultura para pedir 50 euros para visitar a su hijo.
'Los últimos días de Adelaida García Morales' se divide en dos historias: por un lado, una realizadora trata de poner en marcha un documental con testimonios cercanos a García Morales --en un claro trasunto de la autora y las dudas que surgen en torno a la obra creativa--; por el otro, se muestra la anécdota de los 50 euros desde la perspectiva de una concejala de cultura obsesionada con los réditos políticos de sus acciones.
EL "PURITANISMO" ANTE REALIDAD Y FICCIÓN
Al final de la novela, Navarro reconoce que todo lo que se aborda en esta obra es ficción, una aclaración que "quizás fuera innecesaria, pero la sociedad se ha vuelto muy tonta y puritana con la ficción y siempre hay tentaciones de confundirla con la realidad". "No he hecho una investigación biográfica y tampoco creo que eso me hiciese conocer mejor a la autora, simplemente me permitiría elaborar una hipótesis sobre su personalidad", ha aseverado.
Autora de novelas como 'El Sur seguido de Bene' o 'El silencio de las sirenas', el peso literario de García Morales fue cayendo tras los años 80 --sus libros eran recomendados en varios libros de textos en secundaria y fue ganadora del premio Herralde-- y, tal y como la propia artista reconoció, sus últimos trabajos no alcanzaron la calidad literaria de los primeros, aunque los necesitaba para vivir.
"No sé a qué se debe ese bajón en su literatura, pero lo cierto es que así ocurrió. En libros posteriores hay oficio, por ejemplo 'Nasmiya' tiene una escritura impecable, pero aquello que le hacía una gran escritora no está", ha reconocido Navarro, para quien 'El Sur' y 'El Silencio de las sirenas' "siguen siendo dos libros muy buenos por muchas relecturas que se hagan".
LA 'LITERATURA FEMENINA'
En cualquier caso, ha descartado que ese ocaso se produjera por ser mujer, a pesar de estar encuadrada en numerosas ocasiones dentro de una 'literatura femenina'. "Hay razones literarias para su decadencia, pero siempre me ha molestado esa categorización que han hecho de su obra, solo porque habla de personajes femeninos. Javier Marías por ejemplo solo habla de personajes masculinos y nadie dice que haga literatura masculina", ha defendido.
Preguntada sobre un supuesto olvido hacia las figuras literarias en España por parte de las instituciones, ha afirmado que "aquí hay una relación con la Historia cultural muy desagradecida". "Pero no creo que sea por maldad, sino porque la educación lleva siglos fallando, con planes demagógicos. El arte o la cultura no son valores 'per se', pero bien usados sirven para pensar la realidad de otra manera, y eso habría que cuidarlo", ha concluido.