Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Els Enfarinats de Ibi (Alicante) cumplen 35 años desde su recuperación celebrando su peculiar batalla de harina

La 35 edición de la Batalla dels Enfarinats, en Ibi (Alicante), ha finalizado como es preceptivo a las 11.30 horas después de una hora y media de lucha --con la harina como principal proyectil-- entre el 'nuevo gobierno local', que ha dado un golpe de autoridad a primera hora de la mañana como marca la tradición en este día de los inocentes, y la 'oposición', que ha rechazado las nuevas ordenanzas municipales.
La fiesta de Els Enfarinats (Los enharinados, en castellano) cumple su 35 aniversario desde que se reimplantara en 1981, según ha explicado a Europa Press Miguel Asensi, coautor junto a su hermano Àngel, del libro 'Enfarinats, ni Sants ni Innocents', que profundiza en el origen de la fiesta iberuda.
Asensi ha subrayado que Els Enfarinats se celebra en el marco de las Festes d'Hivern de Ibi, que arrancaron el día de Santa Llúcia --13 de diciembre--, y terminarán el próximo 5 de enero.
El origen de Els Enfarinats se remonta a 1862, "aunque no hay nada que pueda establecer una fecha concreta de su nacimiento". Sin embargo, los dos hermanos, "tras tres años de investigación", han podido determinar que ese año es "muy importante" porque se recoge en el libro de bandos "una referencia a un grupo que se llamaba Els Emmanantats, una alusión a lo que posiblemente después fueron Els Enfarinats. Eran dos actos, pero las mismas personas".
"Pensamos que en ese 1862, Els Enfarinats era una fiesta que se hacía en la calle", ha agregado y ha especificado que en su origen eran los hombres casados del pueblo, trabajadores del campo, que en pleno invierno no podían trabajar "a causa de las grandes nevadas que se registraban" y que hizo que Ibi concentrara las fiestas en invierno, las Festes d'Hivern, entre Santa Llúcia y Reyes.
Con ese punto de partida, los hermanos Asensi han confirmado que Els Enfarinats se celebraron ininterrumpidamente hasta 1936, cuando la Guerra Civil la paralizó, y no se recuperó hasta 1951, por un corto espacio de tiempo, ya que en 1958 ya no se volvió a celebrar.
"Después, posiblemente porque Ibi pasó de tener un carácter agrícola a tener un carácter industrial --es el centro de la industria juguetera--, la fiesta se perdió y no se recuperó hasta 1981", ha comentado Miquel Asensi, que ha detallado que se trata de un grupo de personas "sin un número limitado, aunque normalmente son entre 10 y 15, y que por un día al año consideran que es importante cambiar el gobierno del pueblo y dan un golpe a primeras horas de la mañana y aplican la nueva justicia; son un grupo muy jerarquizado con alcalde, fiscal y secretario".
La fiesta de Els Enfarinats se prolongará hasta las 17.00 horas de este miércoles y frente al nuevo gobierno local estará la oposición, que son "los que evidentemente no están de acuerdo con el nuevo gobierno y es cuando se produce la batalla de harina y huevos".
IMPUESTO SOLIDARIO
"Su inocentada es formar el gobierno y mandar este día. La inocentada que hacen es que ellos mandan", ha indicado Miquel Asensi, que ha puntualizado que "siempre tiene que ser el día 28 de diciembre".
"Como hace 150 años la harina y los huevos eran, más o menos, comunes por eso se hace esa fiesta, que forman parte de las Festes d'Hivern", ha continuado.
La Batalla ha terminado puntual a las 11.30 horas y Els Enfarinats se dedican a cobrar "un impuesto a los comercios de la localidad, solicitando la voluntad" que se destinará al Assil de Sant Joaquim.