Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elif Shafak cuestiona la identidad, la religión y el feminismo en su nuevo libro

La escritora y periodista turca Elif Shafak ha presentado 'Las tres pasiones' (Lumen), su nueva novela en la que intenta "plantear muchas preguntar sobre temas diferentes" como la identidad, la religión y el feminismo así como el Islam, la sexualidad y la libertad, tras considerar que el papel del escritor es formular preguntas y no dar respuestas.
"Creo que las mujeres están en el centro de la historia porque en el mundo musulmán son las que se están formulando estas preguntas", ha explicado en rueda de prensa, y ha añadido que a la mayoría no se las oye pero están ahí haciéndose preguntas, además de advertir de que se serán las primeras que perderán si se pierde la democracia en Turquía.
El libro dibuja una panorámica de la Turquía actual y revela los problemas que esconde la sociedad turca centrándose en el viaje vital de Peri, una chica que crece en una familia muy polarizada con un padre secular y una madre muy religiosa.
Según la autora, esta división se podría comparar con la historia de Turquía porque los conflictos y las fracturas, la división que vive en "su propio yo" son los mismos que vive Turquía como país.
La novela empieza en la actualidad, con Peri convertida en una mujer madura, y entre el Estambul donde nació y su vida actual hay un momento decisivo para su vida que es Oxford, donde va a la universidad y conoce a un carismático y controvertido profesor que le cambia la vida radicalmente.
En la universidad también conoce a dos chicas musulmanas pero con una relación muy diferente con la religión una de origen iraní y británico, atea y crítica con todas las religiones, especialmente con el Islam por el modo en como trata las mujeres, y la otra practicante de origen egipcio y americano que lleva pañuelo y se queja de islamofobia.
"Entre las tres serían la pecadora, la creyente y la que duda", ha detallado Shafak, y ha considerado a Peri como la confusa porque cree que es así como se sienten esencialmente las mujeres en Turquía.
SITUACIÓN DIFÍCIL
Shafak ha reivindicado la difícil situación que vive en Turquía "cualquier mente creativa" porque por cualquier cosa que publiquen pueden ser atacados, demandado, exiliados o incluso encarcelados, ha explicado.
La escritora ha dado mucha importancia a dar voz a las personas "reprimidas", a todas aquellas historias borradas y personas que han estado olvidadas y por eso le gusta cuestionarse los tabús políticos, sexuales y culturales.
Shafak ha confesado que como escritora turca la relación es muy ambivalente porque por un lado hay gente que la lee con afecto y por otro tiene gente que la odia, como cuando fue demandada por su libro 'La bastarda de Estambul alegando que "insultaba el carácter turco".
SÍMBOLO DE LUCHA
Shafak representa una de las voces más influyentes de la realidad y actualidad turca como símbolo de la lucha por los derechos de las mujeres y de aquellas minorías que sufren las políticas islámicas radicales, con quince libros publicados y traducidos a más de 40 lenguas.
La escritora ha visitado Catalunya coincidiendo con su reciente nombramiento como miembro de la lista de coordinadores del Movimiento para la Democracia en Europa (DiEM25) liderado por Yanis Varoufakis, y aprovechará para participar en el ciclo de conferencias 'Turquía, en los márgenes de Europa' organizado por el CCCB.
Estas conferencias suponen un "núcleo de reflexión de la situación actual turca", ha explicado el director del CCCB, Vicenç Villatoro, con importancia del papel de los intelectuales, del mundo de la literatura, del periodismo y de las mujeres en el rechazo de esta evolución del régimen turco.