Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elena Ballesteros: "Mi hija está con su padre y yo vengo cada 15 días a estar con ella"

Dicen que después de la tormenta, llega la calma y así parece que ha sido en la vida de Elena Ballesteros, la ex pareja de conocido Dani Mateo. Y es que el amor se acabó en cuanto la actriz, al igual que todos nosotros, nos enteramos gracias a la prensa de la más que amistad que mantenía su entonces marido con la joven modelo e instagramer Teresa Bass.
Una traición así es sin duda, difícil de superar. Sin embargo, un paso es reconocer delante de la prensa y por tanto, delante de todos, que sí, que eso que se ha publicado ha pasado y que no quieres seguir manteniendo una relación así.
La joven decidió divorciarse del presentador y emprender un nuevo camino con su hija, cambiando de rumbo, destino: Londres. Nueva vida para recuperarse de un duro mal de amores. Pero de amor nadie se muere y ahora, tras unos meses, la actriz se encuentra estupendamente e incluso, parece estar de nuevo ilusionada. ¿Quién será el hombre que le ha robado el corazón de nuevo a la actriz?
CHANCE: A ver a Richard Gere por una buena causa.
ELENA BALLESTEROS: Sí, así es.
CH: ¿Cómo es ver a Richard, también te entran mariposas en el estómago de ver a un actorazo?
E.B: Ya hemos coincidido entonces es un encanto de persona. Es muy buena persona, suele ocurrir que las grandes estrellas de verdad y que llevan mucho tiempo trabajando y de cara a los medios suelen ser muy humildes.
CH: Como Tom Cruise.
E.B: Sí, es muy simpático.
CH: ¿Has coincidido de forma personal o profesional?
E.B: Personal, simplemente nos ha presentado un amigo en común.
CH: ¿Y su pareja qué te parece?
E.B: Es que no podía ser de otra manera, es que las españolas somos muy majas. Además le está apoyando en muchísimas causas sociales, me parece un tándem perfecto.
CH: ¿Y Elena está enamorada?
E.B: Bueno, estoy...
CH: ¿Estás mejor?
E.B: Estoy mucho mejor. Estoy trabajando en ello, estoy mucho mejor.
CH: La última vez que hablamos estabas en Londres.
E.B: Sí, estoy entre Londres y España y el año que viene en invierno vuelvo otra vez ya definitivamente para allá, la verdad es que estoy muy contenta, me tratan muy bien los ingleses así que no me puedo quejar.
CH: ¿Por trabajo?
E.B: Sí, tema profesional.
CH: Estudiando e intentando hacer algo.
E.B: Bueno tengo varias cosas en marcha aparte de otros temas más solidarios también con gente de allá, inglesa e incluso políticos de por medio. Estoy muy contenta.
CH: Tienes una hija.
E.B: Si pero mi hija no quiere saber nada de irse a Inglaterra. Está con su padre y yo vengo cada 15 días a estar con ella.
CH: Entonces la relación con Dani va mejor.
E.B: No, es su padre Dani. Una cosa es el padre de mi hija y otra cosa mi ex marido.
CH: Pensaba que era el mismo.
E.B: Me decía mi hija hay que ver mama qué moderna, el padre de tu hija, tu ex marido...
CH: Nuevos modelos de familia.
E.B: Claro que sí.
CH: ¿Tú no te enamoras de un inglés?
E.B: En principio no.
CH: ¿Estás libre?
E.B: Sí, estoy en trámites de... pero bueno, todavía no.
CH: ¿Pero de qué nacionalidad?
E.B: Bueno, estoy feliz la verdad. Feliz, feliz...
CH: ¿Es de la profesión?
E.B: ... No puedo decir más.
CH: ¿No te importaría?
E.B: Me da igual la profesión de la persona, miro a la persona.
CH: ¿Es verdad que lo que te ha pasado en la vida ha hecho que seas más reticente a tener una pareja?
E.B: Yo supongo que todas las mujeres y hombres que han tenido un desengaño amoroso fuerte pues sí, suelen cuidar un poquito su corazón. En mi caso me ha enseñado mucho, supongo que hay gente que se queda anclada en el sufrimiento y en el despecho, en mi caso he querido aprender de la experiencia, la vida es muy corta y realmente me he dado cuenta de que tenemos el amor que creemos merecer. Ha sido sobre todo cuidar de mí y atreverme a merecer algo muy grande.
CH: ¿Y esa nueva ilusión es así de grande?
E.B: ...
CH: A ver si la próxima vez nos cuentas algo más.
E.B: Venga, muchas gracias.