Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decomisan el mono de Justin Bieber por carecer de certificado de seguridad

Justin Bieber, con su mono capuchino. Foto: InstagramInstagram

Justin Bieber intentó pasar la aduana del aeropuerto de Múnich (en Alemania) con su mono capuchino y sin los certificados de seguridad correspondientes, por lo que las autoridades requisaron el animal hasta que el cantante presente la documentación necesaria.

Justin Bieber parece no tener demasiado cuidado con sus mascotas. Primero fue su hámster, que falleció hace unas semanas, y ahora ha sido su mono, al que las autoridades alemanas han decidido retener por carecer del certificado de seguridad.
Según hemos podido saber gracias al portal 'HollywoodLife', el pasado jueves en la aduana del aeropuerto de Múnich decidieron decomisar al mono del cantante canadiense "hasta nueva orden".
"El jueves llegó un pasajero portando un mono vivo, pero no tenía la documentación necesaria", explicó uno de los portavoces de Aduana del aeropuerto de Múnich. Precisamente, ese pasajero del que hablaba el trabajador del aeropuerto era nada más y nada menos que Justin Bieber, que iba acompañado de su mono capuchino llamado Mally, una mascota a la que el cantante tiene gran cariño y que recibió como regalo del productor musical Racshid Jamal el pasado 1 de marzo.
Para poder recuperarlo, Bieber tendrá que proporcionar la documentación necesaria, incluidos los certificados veterinarios.
Ésta no es la primera vez que Justin Bieber protagoniza una escenita en un aeropuerto, ya que hace tan solo cinco días que se paseó sin camiseta por el aeropuerto de Polonia, acto que su entorno atribuye a las excentricidades propias de la estrella del pop. "No le pidieron que se quitara la ropa. No llevaba ningún objeto metálico", expresó un portavoz del aeropuerto polaco, según El Mundo. "Es muy delgado así que asumo que estaba congelándose porque hacía menos de 10 grados en la ciudad", añadió.