Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cultura espera que la tapa, que celebra mañana su Día Mundial, sea Patrimonio de la Humanidad antes de finalizar 2017

El Día Mundial de la Tapa se celebrará este jueves 15 de junio pendiente del nombramiento del 'tapeo' como Manifestación Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, que previsiblemente llegará antes de finales de año, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio de Cultura.
Estas mismas fuentes han explicado que el pasado mes de marzo se recibió un informe favorable del Consejo de Patrimonio Histórico para lograr que la tapa sea Patrimmonio Cultural Inmaterial, si bien aún hay "trámites pendientes": desde la publicación en el BOE hasta dar audiencia en las comunidades autónomas.
En cualquier caso, Cultura espera que antes de que termine el año las tapas logren esta consideración. Esta iniciativa surgió el año pasado desde el departamento del ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, quien considera "necesario proteger la tapa para ponerla en valor".
Méndez de Vigo señaló en declaraciones a Europa Press tras conocerse la iniciativa que las tapas merecían esta consideración porque "la gastronomía es cultura". "Constituyen una manera muy peculiar de alimentarse. Es algo muy español que se va a ver dentro de nada en todo el mundo", explicó.
Según el I Estudio Nacional de la Tapa, la tapa más solicitada era el pincho de tortilla, y también aparecen la croqueta, la ensaladilla rusa y las patatas bravas. Además, durante 2015, más de 9,5 millones de turistas internacionales que viajaron a España realizaron actividades gastronómicas.
A lo largo de este jueves habrá numerosas iniciativas para celebrar este Día Mundial de la tapa y el tapeo, considerados elementos diferenciales de la gastronomía y sociedad española.