Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cressida Bonas sorprende con un ‘selfie’ sin maquillaje por la lucha contra el cáncer

La novia del príncipe Enrique de Inglaterra sorprende con un ‘selfie’ sin maquillaje por la lucha contra el cáncerTumblr

Cressida Bonas, de 25 años de edad, ha sorprendido a sus seguidores de la red de fotografías 'Tumblr' con un 'selfie' sin maquillaje para colaborar con una campaña de apoyo en la lucha contra el cáncer. Las imágenes se han difundido rápidamente promocionando esta iniciativa que ha recogido ya más de 9 millones de euros.

La novia del príncipe Enrique de Inglaterra, Cressida Bonas, de 25 años de edad, ha sorprendido a sus seguidores de la red de intercambio de fotos 'Tumblr' y a todos aquellos que se han hecho eco de sus fotografías con un 'selfie' sin maquillaje con el objetivo de colaborar con una campaña de apoyo en la lucha contra el cáncer.
De esta forma, se ha unido a la iniciativa de otros famosos como Helen Flanagan, Cheryl Cole, Michelle Keegan o Jemima Khan, quienes han contribuido también con esta iniciativa que ya ha conseguido recaudar más de 9 millones y medio de euros dirigidos a la investigación de esta temida enfermedad.
Las imágenes, que ya han tenido gran difusión a través de otras redes sociales y diversos medios de comunicación, tal como recoge Dailymail, llega poco después de que la pareja fuera avistada en un controvertido viaje a Kazajistán donde disfrutaron de unos de unas vacaciones privadas en un lujoso hotel propiedad de un oligarca vinculado a la élite política del lugar. La idea ha sido mal vista y criticada por Amnistía Internacional, que estimó que no es el mejor destino que podrían haber elegido al considerar que esta región está dominada por una dictadura encubierta que  vulnera los derechos humanos.