Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cataliá recurre la sentencia que obliga al Mnac a devolver las pinturas de Sijena

Pide celebrar la vista oral para "clarificar la posición de las partes"
El Gabinete Jurídico de la Conselleria de Presidencia de la Generalitat ha interpuesto un recurso de apelación en el Juzgado de Primera Instancia 2 de Huesca (Aragón) contra la sentencia del 4 de julio de 2016 que condena al Museu Nacional d'Art de Catalunya (Mnac) a devolver las pinturas murales de Sijena a la Sala Capitular del Real Monasterio de Villanueva de Sijena (Huesca) y a pagar las costas del juicio.
El recurso, al que ha tenido acceso Europa Press, también se ha presentado contra los autos y resoluciones anteriores dictados en este proceso desde el 5 de septiembre de 2014, y la Generalitat pide que se estime el recurso de apelación y se dicte una sentencia por la que "se retrotraigan las actuaciones al momento en que se produjeron los defectos procesales denunciados en este recurso de apelación".
Ha solicitado que, en cualquier caso, se revoque la sentencia recurrida y se "desestimen íntegramente" las demandas planteadas ante el juzgado de primera instancia.
"Dada la importancia del objeto del presente litigio, así como la conflictividad procesal y sobre el fondo del asunto, entiende esta representación que la vista oral puede ayudar a clarificar la posición de las partes", ha afirmado la Generalitat, que por este motivo ha pedido la celebración de la vista.
Asimismo, la Generalitat ha asegurado que la cuantía del procedimiento asciende a 1 millón de euros, sobre la que ha pedido que se fije la cuantía y se acuerde la conformidad.
EL MNAC, CONDENADO
En la sentencia del 4 de julio de 2016, la juez Silvia Ferreruela, estimó la demanda presentada por el Gobierno de Aragón contra el Mnac, actual depositario de las pinturas, y al que condenó a devolverlas.
La demanda fue interpuesta el 18 de febrero de 2014 en el juzgado por el Gobierno aragonés actuando en su propio nombre como titular de la competencia en materia de protección de patrimonio histórico, y ejerciendo además las acciones que corresponderían a las propietarias de los bienes, las religiosas del Real Monasterio de Sijena, quienes han cedido las acciones al Ejecutivo aragonés.
A la demanda presentada por el Mnac se unió la Generalitat personándose en el proceso, y ambas instituciones alegaron entre otras razones la posesión legítima de las pinturas por parte del Mnac, al haberse suscrito el 17 de diciembre de 1992 un contrato entre la Generalitat y la Orden de San Juan de Jerusalén, por el cual la orden religiosa cedió las pinturas a la Generalitat para su exhibición, de modo que, mientras se exhiban, no pueden reclamarse.