Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carrie Fisher, la princesa a la que la fuerza no acompañó

Carrie Fisher, la princesa de la saga estelar más famosa del cine, ha muerto a los 60 años. Sufrió la enfermedad, la adicción a las drogas y el desamor. La frase de los Caballeros Jedi para desear suerte parece dedicada a ella: “Que la fuerza te acompañe, Carrie”.

Hollywood ha lamentado la pérdida de la princesa Leia. Actores de todo el mundo han mostrado sus condolencias después de que Carrie Fisher falleciese a los 60 años. En un vuelo el 23 de diciembre sufrió un paro cardiaco que la causó la muerte cuatro días después. La vida de Fisher, que alcanzó la fama con 'La guerra de las galaxias', estuvo marcada por los excesos. Ella misma lo reconoció públicamente y lo convirtió en una obra de humor en 2009: ‘Wishful Drinking’.
Fisher explicó a la agencia australiana APP que fue durante el rodaje, en 1980, de la película 'El imperio contraataca' cuando empezó a consumir cocaína para mantener el ritmo, "a pesar de que por entonces -dijo- no me gustaba mucho".
Después de alcanzar el éxito, y tras proseguir con el consumo de droga, Fisher pasó largas temporadas en clínicas de desintoxicación y en un hospital, en el que tuvo que ser ingresada de urgencia a causa de una sobredosis.
Pero no solo las drogas marcaron la vida de Fisher, a los 21, fue sometida a terapia de electrochock, según publica dailymail.co.uk, por problemas mentales. A los 24 le fue diagnosticado transtorno bipolar y, en declaraciones a la revista Psychology Today en 2001, dijo: "Las drogas me hizo sentir normal. Me contenían”. Cuenta, que  su padre, quien también lo sufría, también lo hacía.
Sobre ello, ya rehabilitada, lamentó lo difícil que se lo había hecho pasar a su única hija Billie Lourd. “¿Cuántos niños de 8 años tienen que visitar a su madre en un hospital mental? No me arrepiento de nada de lo que hice, pero he hecho la vida de mi hija más difícil”.
Billie nació fruto de la relación con Bryan Lourd, que más tarde la dejó para casarse con un hombre tras desvelar su bisexualidad. También estuvo casada con Paul Simon durante once meses, pero su relación más polémica fue con Harrisond Ford  durante el rodaje de 'Star Wars' ,casado entonces. “Era Han y Leia durante la semana, Carrie y Harrison durante el fin de semana. Le quise y él lo permitió”, cuenta en su último libro 'The Princess Diarist'.
Su vida, aunque con tumultos, terminó con el éxito que la marcó desde los inicios de su carrera. La actriz volvió a la saga galáctica que la lanzó a la fama en 2015 con 'El despertar de la fuerza' y estaba previsto que participase en dos entregas más: el 'Episodio VIII' y el 'Episodio IX'.
MDSPGL20161227_5002