Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Los Caballos de Dios', Espiga de Oro

El jurado otorga la Espiga de OroEfe

La película 'Los Caballos de Dios', del director francés Nabil Ayouch (París, 1969), ha sido galardonada hoy con la Espiga de Oro al Mejor Largometraje de la 57ª Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

Este largometraje, una producción de Marruecos, Francia y Bélgica proyectada el pasado jueves en la Sección Oficial del festival, une la miseria de Sidi Moumen, un poblado de chabolas de Casablanca (Marruecos), y el fundamentalismo a favor de la batalla del Islam. El film nace y crece en ese poblado en el que vive Yashim, portero de un equipo de fútbol a quien su hermano Hamid saca constantemente de problemas, amenazando con una cadena que lleva siempre atada a su mano.
De este modo, el director Nabil Ayouch muestra en 'Los caballos de Dios', su propia interpretación de los atentados terroristas que tuvieron lugar el 16 de mayo de 2003 en Casablanca, donde Yashim, de diez años, vive con su familia en Sidi Moumen; su madre, Yemma, hace lo que puede por sacar adelante a la familia y su padre se encuentra en un estado depresivo.
La trama evoluciona de la mano de distintos acontecimientos históricos de Marruecos que marcan el inicio de nuevos capítulos, desde una pantalla en negro, que comienza en 1998 y salta hasta 1999, año de la muerte del rey Hassan II, en el que el poblado ya ha crecido, y hasta 2001, momento en que Hamid vuelve al hogar.
El Director
Nabil Ayouch nació en París en 1969. Su primer cortometraje, 'Les Pierres bleues du désert' (1992), fue la carta de presentación del actor Jamel Debouzze. En 1997 dirigió su primer largometraje, 'Mektoub', una obra que, al igual que 'Ali Zaoua, príncipe de Casablanca' (2000), representó a Marruecos en la carrera por los Oscar. Luego dirigió 'Une minute de soleil en moins' (2003) y 'Whatever Lola Wants' (2008).
En 1999 fundó Ali N'Productions, una productora cuyo propósito es apoyar el lanzamiento de jóvenes directores; en 2002 fundó el G.A.R.P., un colectivo que reúne a autores, directores y productores y, al año siguiente, la Coalición Marroquí para la Diversidad Cultural.
En 2006 puso en marcha el Programa MEDA de apoyo a la industria audiovisual, que presta ayuda a productores y guionistas de los diez países que ocupan la ribera sur del Mediterráneo, y en 2008 participó en la creación de la Asociación Marroquí Contra la Piratería, que actualmente preside, y en 2011 estrenó su primer largometraje documental, 'My Land'.