Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas aprueba programas de ayudas públicas para impulsar el euskera y el valenciano en medios de comunicación

La Comisión Europea ha dado luz verde este miércoles 21 de septiembre a dos programas de subvenciones públicas que tienen el objetivo de potenciar el uso del euskera y del valenciano en medios de comunicación impresos o digitales, al determinar que constituyen ayudas estatales dada la improbabilidad de que afecten al comercio entre Estados miembros de la Unión Europea.
En concreto, Bruselas ha aprobado la concesión de subvenciones públicas a microempresas en el sector de los medios de comunicación, específicamente prensa escrita, con el objetivo de impulsar las publicaciones periódicas y proyectos de colaboración locales en euskera en la provincia de Guipúzcoa.
En este caso, el Ejecutivo comunitario ha señalado que el uso del euskera está restringido a un mercado regional. Además, ha estima que, dado el tamaño de las empresas destinatarias, las "limitadas dimensiones" del mercado y el escaso importe de la ayuda pública, "es poco probable que el régimen pueda tener más que un impacto marginal".
En la misma línea, la Comisión Europea ha aprobado los planes de apoyo a medios de comunicación escrita o digital en valenciano con el objetivo de promover el uso de la lengua. Bruselas considera que los medios de información y los productos culturales que, por razones lingüísticas y geográficas, tienen un público localmente restringido, no pueden afectar al comercio entre los socios comunitarios.
Así, ha destacado que los servicios subvencionados se destinarían solo al mercado local de la región y que, dado este carácter local y el reducido importe de la ayuda, es también poco probable que la medida tenga más que un efecto marginal en la inversión o el establecimiento transfronterizos en el mercado de los medios de comunicación.
La Comisión Europea ha determinado en total que cinco medidas públicas destinadas a operaciones puramente locales en España, Alemania y Portugal no constituyen ayudas estatales dada la improbabilidad de que afecten al comercio entre Estados miembros. Cuando se trata de medidas de este tipo, los países tienen siempre plena autonomía para tomar decisiones de inversión de fondos públicos.
La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, responsable de la Política de Competencia, ha declarado que "hay muchos casos en los que Estados miembros pueden estimular la inversión sin recabar la autorización de la Comisión". "Estas decisiones confirman que numerosas medidas locales de intervención pública no constituyen ayuda estatal", ha enfatizado.
Junto con las decisiones relativas a España, el Ejecutivo comunitario ha dado el visto bueno a ayudas públicas para la construcción de instalaciones deportivas en la región alemana de Oberfranken, para la renovación y modernización de infraestructuras en el puerto de la isla alemana de Föhr y para la construcción de una residencia asistida para ancianos en la ciudad portuguesa de Tomar.