Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Biblioteca Nacional saca a la luz la historia y los hitos de la cultura jonda en la exposición 'Patrimonio Flamenco'

La Biblioteca Nacional de España (BNE) inaugura este jueves, 26 de enero, la exposición 'Patrimonio Flamenco', en la que saca a la luz buena parte de los escritos, ilustraciones, vídeos y grabaciones de sonido más relevantes para explicar el origen y la historia de la cultura jonda y, más concretamente, del arte flamenco, según han explicado los impulsores de la exposición, los comisarios David Calzado y Teo Sánchez, y el presidente del Real Patronato de la BNE, Luis Alberto de Cuenca.
La muestra, que permanecerá abierta al público de forma gratuita hasta el 2 de mayo, coincide con el 170 aniversario de la publicación de 'Escenas Andaluzas' el primer documento escrito que da cuenta del flamenco como un arte ya establecido, aunque la exposición recorre varios siglos más para remontarse a relatos y testimonios literarios de la cultura gitana en la que se gestaría el cante jondo, como la 'Cartas Marruecas' de Cadalso (cuyo manuscrito sobre la "juerga de gañanía" en la serranía de Cádiz está expuesto) o el relato de 'La gitanilla' en las 'Novelas ejemplares' de Miguel de Cervantes.
Entre las piezas literarias hay también textos de Béquer y de otros cronistas y escritores; mientras que, entre los documentos gráficos, están expuestos desde obras de Goya, Fortuny, Lameyer, Antonio Saura, Tápies, Picasso, hasta testimonios fotográficos de los albores y figuras destacadas del arte; carteles de promoción de espectáculos o arte urbano. Junto a todo ello, los comisarios han distribuido por la exposición distintos fragmentos de vídeo en los que se ve a algunos de los artistas más destacados para explicar la historia del flamenco, así como documentos sonoros, algunos de ellos grabados originalmente en tubos de cera y que son los sonidos más antiguos del género musical que se conservan.
En conjunto, el recorrido por la sala hipóstila de la BNE incluye multitud de documentos que dan cuenta de la tradición bailaora y del ambiente de la cultura popular de la que surge el flamenco, así como la proyección internacional hacia ciudades como Nueva York o París, cuya influencia, según los comisarios de la exposición, fue decisiva para la configuración del flamenco como arte.
"Por ejemplo, Manuel Chaves Nogales decía que para escuchar el mejor flamenco había que ir a París; y una joven cantaora almeriense, Carmencita, reunió a más de 6.000 personas en el Madison Square Garden de Nueva York en 1895", explican los responsables de la exposición, que destacan la gran impresión que causaron los artistas flamencos entre intelectuales artistas en EEUU y Francia.
ROMPER TÓPICOS ACERCA DEL FLAMENCO
De hecho, los comisarios de la muestra han hecho hincapié en que querían dar a conocer el origen del flamenco, no desde una visión "idealizada" del mismo sino basándose en los documentos disponibles y el estudio científico del recorrido y desarrollo de este arte.
"El flamenco no aparece por generación espontánea, no es una casualidad, no surge de la nada. El flamenco es consecuencia de una evolución y una sedimentación de la música y de los bailes populares, sobre todo andaluces, en ese siglo de oro en el que muchos autores ya dan muestra de la popularidad de esa música y bailes", ha explicado Teo Sánchez, uno de los comisarios de la exposición.
De hecho, su compañero David Calzado ha hecho hincapié en que una de las virtudes de la exposición consiste en ayudar a "romper tópicos" acerca del flamenco y a difundir la cultura jonda desde el ámbito de la "flamencología", la ciencia que estudia el flamenco, según indica.
Para ello, han planificado un recorrido "didáctico" por la historia del flamenco con el que quieren atraer tanto a especialistas como a personas que se quieren acercar a conocer más de cerca este arte. Así, señalan que la muestra incluye no solamente textos y explicaciones sobre las piezas que se exponen sino que incorpora además algunos "descubrimientos" sobre la cultura jonda que no habían sido expuestos antes.
Durante la muestra, los comisarios han puesto de relieve a algunas de las grandes figuras del flamenco, en las que "se han apoyado" para explicar la historia de la cultura jonda. Pese a ello, han advertido que "quien vaya a buscar a su artista favorito saldrá defraudado" porque "ese no era el objetivo de la exposición".
Por su parte, el presidente del Real Patronato de la BNE, Luis Alberto de Cuenca, ha agradecido la colaboración de otras instituciones para llevar adelante la exposición, aunque ha puesto de relieve que "más del 90% de las piezas proceden del fondo de la BNE", algo que, a su juicio, prueba que "hay material para cualquier tema sobre el que se quiera hacer una exposición".
De Cuenca ha agradecido también a los dos investigadores y comisarios de la exposición por su labor de rescate y puesta en valor del patrimonio de la institución acerca del flamenco y ha aplaudido la calidad de la exposición, así como el catálogo de la misma, "uno de los más bonitos tanto por formato como por contenido de las exposiciones que ha acogido la biblioteca".
El catálogo, titulado también 'Patrimonio Flamenco', incluye un recorrido fotográfico y pictórico por los contenidos de la muestra, así como textos explicativos sobre la historia del flamenco a cargo de Antonio Gala, Faustino Núñez y de los propios comisarios de la exposición.