Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Biblioteca Nacional de España cuenta con más de 152.000 títulos audiovisuales

La Biblioteca Nacional de España (BNE) alberga más de 152.000 títulos audiovisuales, lo que posiciona a la institución como "una de las colecciones de audiovisuales más importantes de Europa". Así lo ha declarado la jefa del Servicio de Audiovisuales de la BNE, Alicia García Medina.
El depósito de la planta octava del edificio está dedicado prácticamente a este material, entre películas, documentales, cortometrajes, series de televisión o material de 'merchandising'. De los más de 152.000 títulos audiovisuales, un total de 64.180 corresponden a cintas magnéticas en Beta Vídeo 2000 y VHS, mientras que 88.200 son títulos en soportes como Blu-ray o DVD.
Según explica García Medina, la Biblioteca guarda "todas las películas en castellano que se editan en España para consumo público". De hecho, cuenta que cuando el cineasta David Trueba visitó la colección del depósito, dijo que era "el mayor videoclub de España".
En la actualidad, la institución está potenciando los cortometrajes. "Nos hemos dado cuenta de que existe una gran afición por parte de los jóvenes hacia ese sector", comenta García Medina.
Según recuerda la institución, la condición climática del depósito está "muy controlada" (la temperatura no sube de los 15 grados centígrados), ya que se trata de una "materia muy frágil que se destruye con mucha facilidad con el paso del tiempo".
Tal y como indica la jefa del Servicio de Audiovisuales, la BNE está conservando la copia digital de las piezas para los usuarios, y lo hace por la vía de petición directa o de préstamo interbibliotecario.
"Muchas universidades norteamericanas nos solicitan copias, lo que es exponente del interés que lo hispano está teniendo en Estados Unidos", explica García Medina, que considera que hay películas "míticas" que reflejan cómo era la vida de los españoles desde los años 50 a los 80 y que son "muy solicitadas". "Son una imagen de nuestra memoria y se han convertido en piezas de referencia de primer orden", añade.
Asimismo, también se guardan aquellas piezas que solamente salen al mercado español en versión original. Un ejemplo es una colección de cintas sobre cine negro norteamericano de los años 40 y 50 que nunca se exhibieron en salas comerciales en España.
Entre las últimas donaciones de la Biblioteca, se encuentran dos documentales en cintas de 16 milímetros sobre La Mancha del Quijote, que realizó un matrimonio con motivo del cuarto centenario de la mítica obra de Cervantes.