Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén Esteban disfruta de las cosas cotidianas de la vida tras la sentencia favorable

Belén Esteban ha ganado el juicio al que fuera su representante durante nueve años, Toño Sanchís. La reclamación de cantidad de 388.000 euros ha sido recogida en su totalidad por la sentencia que además condena a Sanchís al pago de 77.000 euros en concepto de intereses y a las costas del proceso que podrían ascender a 100.000 euros.
La colaboradora de Sálvame interpuso una reclamación civil por dinero no recibido de trabajos realizados por ella y para lo que aportó una gran base documental, así como informes de varios peritos, entre ellos caligráficos que han asegurado que incluso se había falsificado la firma de Belén Esteban para las gestiones bancarias.
Todo ello hace que Belén respire por fin tranquila tras varios meses de incertidumbre y que intente proseguir con su vida normal como el miércoles en que la vimos salir de casa para ir a desayunar al bar 'El Mosky' de Paracuellos del Jarama y después a la peluquería.