Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arturo Fernández despliega una radiografía de la vida clerical en la obra 'Enfrentados'

El actor Arturo Fernández estrena este miércoles en el Teatre Apolo de Barcelona la obra 'Enfrentados', de Bill C.Davis y presentada por primera vez en Broadway en 1980, en la que dirige e interpreta una radiografía de la Iglesia y de la vida clerical, según ha explicado este martes el actor en rueda de prensa.
Esta comedia, que ganó el Premio Molière, el Theatre Word Award y el Drama Deskaward, muestra la vida del Padre José María, un sacerdote católico de gran carisma que ve su mundo trastocado con la llegada del joven seminarista Tomás --interpretado por Bruno Clordia--.
Entre ambos personajes se genera un enfrentamiento generacional e ideológico que Fernández considera de mucha actualidad "dados los intentos del Papa Francisco de cambiar la Iglesia y adaptarla a los tiempos modernos".
LA RENOVACIÓN DE LA IGLESIA
La obra abre la puerta a temas como la inclusión de las mujeres dentro del ámbito clerical, la aceptación del matrimonio de los sacerdotes y la posibilidad de que los homosexuales puedan formar parte de la institución eclesial.
Fernández representa a un sacerdote con sentido del humor que encarna los valores tradicionales de la iglesia católica, mientras que Clordia da vida a un joven rebelde que trastoca las cosas en la parroquia al dar puntos de vista poco convencionales.
Pese a tratarse de una comedia, el actor y director ha querido incluir crítica social y ofrecer una aproximación a la soledad que vive un sacerdote ante un público que se convierte en feligrés.
Esta obra, que llega al Teatre Apolo después de 30 años de funciones en Londres, París y Nueva York, pretende ofrecer al espectador un debate muy actual, por lo que Fernández ha debido revisar el guión original y adaptarlo a las nuevas exigencias sociales.