Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Arqueológico muestra la proyección científica y exterior de Carlos III en el tercer centenario de su nacimiento

El Museo Arqueológico Nacional (MAN) are sus puertas el próximo viernes 16 de diciembre de una exposición temporal sobre la figura de Carlos III (1716-1788), con motivo del tercer centenario de su nacimiento, que destaca la importancia de su política exterior y promoción científica y cultural. Este jueves, los Reyes inauguran la muestra.
"Pocos reinados en España han tenido tanta trascendencia como el de Carlos III", ha afirmado el comisario de esta exposición, el profesor de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) Miguel Luque Talaván, que ha subrayado la trayectoria vital y llena de iniciativas exitosas del que fuera monarca de Nápoles, Sicilia y España.
El Rey Felipe VI, que inaugurará la exposición este miércoles 15 de diciembre junto a la Reina Letizia, señala en el catálogo de la muestra que ésta es una "magnífica oportunidad" para adentrarse en la época y la obra de Carlos III: "La Reina y yo estamos seguros que esta conmemoración contribuirá al redescubrimiento por parte de los ciudadanos de esta crucial etapa histórica y de su legado, uno de los reinos más brillantes de la historia de España".
Luque ha explicado que la muestra del Arqueológico, organizada por Acción Cultural Española, se divide en varios espacios temáticos, que van desde formación de Carlos III como gobernante en Nápoles; la promoción de las excavaciones arqueológicas de Pompeya, Herculano y Estabia y la creación del Museo Potici para conservar las antigüedades; la llegada al trono de España en 1759 y los reinos ultramarinos; y la cultura y exploraciones científicas marítimas y terrestres.
"El servicio a la nación no pasa por las grandes acciones sino también a través de la cultura y prospecciones científicas. Es una forma de engrandecer la nación", ha afirmado el comisario sobre la forma que Carlos III tenía de entender la política.
La exposición cuenta con piezas muy variadas y únicas en el mundo, procedentes de colecciones y museos nacionales e internacionales --pinturas, esculturas, piezas arqueológicas, mapas y documentos como el Tratado de Versalles, entre otros--, de las que el comisario ha destacado su significado "histórico, político y científico" por encima del artístico. "Son obras icónicas y muy sorprendentes que se reúnen por primera vez en una exposición", ha apostillado.
En cuanto a las obras, destaca un óleo sobre lienzo de Giovani Paolo Panini 'Don Carlos de Borbón visita la Basílica de San Pedro', que representa el deseo del rey de cuidar la proyección exterior con esta visita a Benedicto XIV en 1746, pues los Estados Pontificios eran uno de los territorios italianos más importantes.
Luque ha destacado otra obra interesante de Antonio Joli en 1762 'Vista del Palacio Real de Madrid', que se ve desde la orilla derecha del Manzanares, a la altura de la Casa de Campo, y que posiblemente Carlos III envió a la corte napolitana para mostrar el palacio del que sería su primer ocupante.
También se encuentra la 'Real Pragmática original sobre la expulsión de los regulares de la Compañía de Jesús', un acontecimiento que tuvo lugar en 1767 por motivos políticos y no religiosos, después de que se acusara a los jesuitas de estar tras los motines madrileños del año anterior.
Entre los préstamos destaca el último retrato de Carlos III, realizado por Francisco de Goya entre 1786-1787, procedente de la colección del Banco de España, y en el que se aprecia en el rostro el paso del tiempo y el peso de las responsabilidades. De hecho, el monarca murió al poco tiempo de terminarse el cuadro.