Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fin de los ‘Brangelina’ acaba con el mito de la pareja ideal

Si en esta ruptura ha habido muchas lágrimas, habrán recorrido uno de los rostros más bellos de la historia de Hollywood por el dueño de otro de los rostros más bellos de la misma fábrica de sueños en un final lejos de ser feliz. El inicio sí lo fue: feliz y grabado en el metraje de 'Sr. y Sra. Smith'. Allí se conocieron. Era 2004 y nacía mucho más que el amor; nacía una marca millonaria: Los 'Brangelina'. Juntos comenzaron a sacar los colores a todas las alfombras rojas. Eran estrellas, amantes, guapos... y al universo parecía encantarle la combinación, porque el emporio 'Brangelina' convertía en oro todo lo que tocaba. Ellos lo aprovecharon. Gestionaron millones de dólares para causas benéficas, y mostraron al mundo a su familia, construida en casa pero también en Vietnam, Camboya y Etiopía, donde adoptaron a tres de sus seis hijos. Para ellos serán los beneficios de la pareja, rota sólo dos años después de su boda. A aquel enlace llegaron firmando la separación de sus fortunas hasta ese momento, los 240 millones de él y los 185 de ella. Lo que nunca firmaron fue que los besos de su romance acabasen tan pronto.