Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alyssa Milano demanda a su exgestor por 10 millones de dólares

Alyssa Milano ha decidido interponer una demanda contra Kenneth Hellie, su exgerente, por manejar indebidamente sus finanzas y contraer una deuda de millones de dólares. Según US Weekly, la actriz de 44 años y su marido, David Bugliari, presentaron una denuncia ante el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles el pasado lunes 12 de junio contra su excontable y su firma, Hellie, Hoffer & Co por no hacer frente a sus impuestos a tiempo y convencerla para llevar a cabo inversiones de negocio arriesgadas.
"Ellos no le informaron que habían estado haciendo préstamos en términos desfavorables y su dinero fue utilizado para proporcionar préstamos a otros clientes de Lippe. Sus gestores estaban también invirtiendo dinero en grandes inversiones sin permitir que Alyssa estuviera al tanto. Estamos confiados de que Alyssa salga triunfante de este litigio", señaló el abogado Ellyn S. Garofalo.
Milano y Bugliari afirman en la demanda haber sufrido una "devastación financiera que llevará años - y millones de dólares - reparar. La pareja también alega que la firma de negocios se encubrió del creciente caos que creó al retener y ocultar activamente la información financiera material de sus clientes", añade el representante legal del matrimonio.
La pareja afirma que sus problemas financieros comenzaron con una serie de mejoras en su residencia. La protagonista de Embrujadas alega que Hellie, Hoffer & Co. debía haber supervisado el proyecto, pero permitieron que los costes de construcción resultaran desorbitantes.
El letrado de la estrella televisiva informó que su cliente despidió a la empresa en julio de 2016, tras recibir una notificación de incumplimiento de su hipoteca. Su nuevo gestor detectó entonces una "enorme malversación", que había dejado las finanzas del matrimonio en ruinas. Por eso, se ha tramitado una demanda por negligencia, incumplimiento de obligaciones fiduciarias, fraude y robo. Por todo ello, piden una compensación económica de 10 millones de dólares en daños.