Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis afecta a la "nit del foc" de Alicante

Tras la noche de San Juan, ha llegado a Alicante la "nit del foc". La noche grande de las fiestas de la ciudad valenciana ha traído este año un récord en monumentos de cartón plantados. Un total de 184 monumentos han ardido en las calles alicantinas este miércoles con motivo de la "cremá" de las Hogueras de San Juan.
Pero este año la crisis económica también se ha reflejado en estas fiestas y es que se han invertido 300.000 euros menos en los ninots que en 2008. Esto se ha notado especialmente en las dimensiones de los monumentos de mayor tamaño, algunos de los cuales han reducido su presupuesto a la mitad.
La cremá

La "nit del foc" ha comenzado con el tradicional disparo de la "palmera" de fuegos artificiales desde el castillo de Santa Bárbara. A continuación, han comenzado a arder los diferentes ninots.
Como todos los años, la primera en arder ha sido la hoguera oficial de la plaza del ayuntamiento: "Hechizo de Luna" del artista Pedro Espadero. Y un año más se ha producido la llamada "banyá", el riego por parte de los bomberos a los asistentes de la cremá del monumento.
Además de la oficial, las especiales de Hernán Cortés, Calvo Sotelo, Gran Vía-La Cerámica, Séneca-Autobusos y Mercado Central han comenzado a arder a media noche, mientras que a la 1:00 horas ha sido prendida la segunda clasificada, la del barrio de Carolinas Altas, y 30 minutos después la ganadora del concurso 2009, la de Florida-Portazgo.
Una de estas hogueras de la máxima categoría que más interés ha levantado ha sido la del Puerto de Alicante, ubicada en una plataforma flotante y cuyo final ha sido seguido por los curiosos desde gran parte de la bahía.
Entre los ninots que han destacado este año dentro de la categoría de los incorrectos políticamente, destacan las ironícas hacia la familia Real, al presidente estadounidense, Barack Obama, o la dedicada a los polémicos trajes de Francisco Camps.