Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más controles de alcoholemia y radares en un verano con 84 millones de desplazamientos

Comenzado el verano, empiezan las vacaciones y con ello la 'operación salida'. A lo largo de los meses de julio y agosto se produce una por quincena. Este año, la Dirección General de Tráfico prevé unos 84 millones de desplazamientos. Por eso, las primeras medidas tomadas por la DGT son el aumento de los controles de alcoholemia y los radares.
Y es que el consumo de alcohol y la velocidad siguen siendo la principal lacra en las carreteras y, sobre todo, en periodo estival en el que abundan las fiestas y los desplazamientos cortos. De momento, entre el 6 y el 17 de julio se llevará a cabo una campaña especial dónde se multiplicarán los controles de alcoholemia.
Pero ésta no será la única medida. Durante estos meses de verano serán 760 los radares que nos podremos encontrar por las carreteras. De ellos, 522 serán fijos y otros 240, vehículos equipados con dispositivos especiales para detectar las infracciones.
La primera gran 'operación salida' coincidirá con el primer fin de semana de julio, arrancará este viernes y acabará el domingo. En estos días se prevén alrededor de cuatro millones de desplazamientos. Con todos los datos sobre la mesa, sólo queda esperar que las cifras de muertos en las carreteras este año no sean alarmantes.
Para que todo se desarrolle con normalidad, habrá en las carreteras 9.300 Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ,400 más que el verano pasado. A éstos se sumaran 1.183 cámaras de televisión, 1.822 paneles de mensaje variable y 18 helicópteros que actuarán en misiones de vigilancia con una cobertura casi absoluta de la red vial.