Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La congresista Gabrielle Giffords recibe el alta

La congresista Gabrielle Giffords ha abandonado el hospital donde ingresó el pasado mes de enero tras recibir un disparo en la cabeza en un tiroteo efectuado mientras pronunciaba un discurso en Tucson (Arizona).
"La congresista ha mostrado un claro y continuo desarrollo desde el momento en que llegó al TIRR, hace cinco meses", ha dicho el director médico del hospital, Gerard Francisco, en referencia a las capacidades cognitivas y físicas de Giffords. A pesar de esta mejoría, la demócrata deberá seguir un tratamiento ambulatorio.
El mes pasado la mujer fue sometida a una operación en el cráneo. Le tuvieron que implantar una prótesis en lugar del fragmento del hueso destruido por el impacto de bala. El balazo dañó la parte del cerebro responsable del habla.
"Estamos muy contentos de que haya llegado a la siguiente fase de su rehabilitación. No tenemos duda alguna de que continuará haciendo significativos progresos", ha añadido el médico.
El pasado 8 de enero, Giffords recibió un disparo en la cabeza en el marco de un tiroteo presuntamente perpetrado por Jared Lee Loughner, de 22 años de edad. Además de la congresista, 13 personas resultaron heridas y seis murieron, entre ellas una niña de nueve años, un juez federal y uno de los ayudantes de la mujer.