Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El congoleño que quedó tetrapléjico por una agresión asegura que la cárcel es el único perdón del acusado

Juicio del Yak-42CNN+
Miwa Buene Monake, el ciudadano congoleño que quedó tetrapléjico hace tres años por la agresión que recibió tras una discusión con un joven español en Alcalá de Henares (Madrid) ha afirmado que "la cárcel es su único perdón".
Así lo ha dicho Miwa Buene a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid, donde se celebra el juicio en el que el Ministerio Fiscal pedirá doce años de cárcel para el acusado Roberto Alonso de la Varga, que permanece en prisión desde noviembre de 2007.
Buene Monake, "animado" y "arropado" por su familia, ha llegado al tribunal en silla de ruedas empujado por el presidente del Movimiento contra Intolerancia, Esteban Ibarra, que ejerce la acción popular. El ciudadano congoleño ha comentado que su lucha sigue, ya que después del juicio luchará por su salud.
Por su parte, un hermano del acusado ha señalado a los numerosos medios de comunicación apostados en la puerta de la Audiencia Provincial de Madrid que el procesado no es racista ni cabeza rapada ni pertenece a ningún grupo nazi.
La agresión
Los hechos sucedieron el 10 de febrero de 2007, cuando el acusado pidió tabaco a Miwa Buene Monake y, al responder éste que no tenía, reaccionó de forma violeta insultando a la víctima, llamándolo "mono" y que "el único sitio donde podía estar era en el parque zoológico con sus compañeros".
A continuación, según el relato del fiscal, le propinó "de forma sorpresiva un fuerte puñetazo en la nuca" y se alejó del lugar afirmando: "nos están invadiendo, arriba España".
A consecuencia de la agresión, Buene Monake se desplomó en el suelo, sufriendo una "tetraplejia inmediata con gran invalidez", por lo que estuvo ingresado varios meses en el Centro Nacional de Parapléjicos de Toledo y, desde octubre de 2007, se encuentra en el Centro de Lesionados Medulares de Vallecas