Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La confianza del consumidor sube por tercer mes consecutivo y se sitúa en 74,9 puntos

El Indicador de la Confianza del Consumidor, elaborado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), ascendió a 74,9 puntos en agosto, frente a los 73,6 de julio. Aunque tras esta subida el indicador todavía no supera el máximo relativo registrado en abril, sí que se sitúa en niveles alejados de los peores momentos de tensión financiera internacional (verano de 2008) y española (mayo de este año).
Esta subida de la confianza de los consumidores en el octavo mes del año es la tercera consecutiva que se produce después de la caída en más de 13 puntos experimentada en mayo y se debe, especialmente, al avance del indicador parcial de la situación actual, que mejoró 4,4 puntos y a pesar de que el indicador de expectativas empeoró 1,9 puntos.
Respecto a agosto de 2009, el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) se situó 4,6 puntos por debajo ya que, aunque el indicador parcial de situación actual es ahora 2,4 puntos mayor que hace un año, el de expectativas es 11,8 puntos menor.
El repunte de la confianza en la situación actual durante el mes de agosto, que se sitúa en su mayor nivel desde marzo de 2008, es resultado de la mejor opinión que tienen los consumidores sobre la economía española (+5,7 puntos), el empleo (+2,9 puntos) y la economía del hogar (+4,7 puntos).
El empleo, lo que menos confianza da
En agosto, la economía familiar sigue siendo el componente mejor valorado, mientras que la peor opinión es la manifestada sobre el empleo. Si se compara con el mismo mes de 2009, el indicador parcial de situación actual se sitúa ahora 2,4 puntos por encima, debido a la mejora interanual de los componentes de empleo y economía española, y a pesar del retroceso respecto a un año antes del de situación del hogar.
Por su parte, el indicador parcial de expectativas cayó 1,9 puntos en agosto respecto a julio, por lo que se corrige parte del avance del mes anterior. La caída se explica por las peores expectativas sobre el empleo (-4,6 puntos) y la economía española (-1,3 puntos), mientras que se mantuvieron sin cambios las perspectivas sobre la economía del hogar.
Por otro lado, las expectativas de inflación para los próximos doce meses se mantuvieron prácticamente estables, mientras que se incrementaron las perspectivas de subida de tipos de interés en relación al mes de julio.
A su vez, los encuestados han mejorado sus expectativas acerca de sus posibilidades de ahorro, pero empeoran las referentes a la compra de bines de consumo duradero en los próximos doce meses. En comparación con agosto de 2009, los encuestados muestran ahora unas mayores perspectivas de inflación y de subidas de los tipos de interés, pero peores expectativas de ahorro y de compra de bienes de consumo duraderos.
Modesta recuperacion del consumo privado
El ICO asegura que el indicador ha mejorado en agosto por tercer mes consecutivo, aunque desde el verano pasado su perfil de comportamiento es "algo volátil", en línea con los momentos de tensión que se han vivido en los mercados financieros.
Aún así, afirma que el comportamiento del indicador de confianza parece anticipar que el consumo privado continuará recuperándose de forma moderada en los próximos meses.