Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La compañía eléctrica de ENDESA ya es italiana

Una empresa controlada por el gobierno de Silvio Berlusconi se queda con el 92% de la eléctrica
Hoy se ha producido un giro a la política energética y es que si hasta ayer la política era la de los gigantes nacionales hoy es la de la defensa de los sectores estratégicos.
A partir de hoy Endesa será italiana, y respecto a ello, todo el mundo guarda silencio.
Tres hombres sellaron el desenlace de la compra de Endesa hace menos de un año, un español, un italiano y un alemán, pero éste últimos se retiró y ahora la constructora Acciona, va a seguir el mismo camino dejando la primera eléctrica en España en manos de Enel, una compañía pública italiana.
Éste es el último capitulo de una historia que comenzó con un primer asalto de gas natural que no prosperó ante una defensa férrea de Endesa, encabeza por Manuel Pizarro, quién encontró al aliado perfecto, Eon.
Sin embargo, el gobierno, con su teoría de campeones energéticos nacionales, impuso 19 condiciones, ilegales, según Bruselas, a los alemanes. La tensión subió cuando apareció Enel, la italiana se alió con Acciona para controlar Endesa, entonces Eon llegó a un acuerdo con ellos y se retiró.
Ahora la constructora, en una posición delicada por su deuda, hace caja antes de lo pactado y se va de Endesa.