Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comercio electrónico puede alcanzar el 28% de las ventas totales en 2030, según Bain & Company

El comercio electrónico minorista continuará aumentando en los próximos años, lo que hará que en 2030 pueda llegar a suponer alrededor del 28% de las ventas totales, aunque con grandes variaciones por categoría, según un informe de Bain & Company.
El estudio 'El poder de las tiendas omnicanal' apunta que la tasa de crecimiento del comercio electrónico ya ha comenzado a disminuir, debido a que no todo el mundo quiere comprar todo en Internet y a que sus fundamentos económicos no son tan atractivos como la mayoría de la gente piensa.
El análisis de Bain & Company, que utiliza los datos de Forrester sobre las 30 categorías de productos, sugiere un patrón de "crecimiento familiar", ya que el comercio electrónico como porcentaje de las ventas minoristas totales parece estar siguiendo una curva clásica en forma de S.
Asimismo, añade que el auge del comercio electrónico tampoco significa la muerte del centro comercial y apunta incluso que muchos están teniendo "buen rendimiento", particularmente los de mayor tamaño, que tienen una selección más amplia de tiendas exclusivas.
Como ejemplo, señala que, de media, los 620 centros comerciales de mayor tamaño en los Estados Unidos tienen actualmente un ingreso neto por pie cuadrado (0,09 metros cuadrados) de 8,33 dólares, frente a los 5,50 dólares de hace cuatro años, y son un 50% más rentables por pie cuadrado que los 599 centros comerciales regionales.
Por otro lado, el estudio refleja que, aunque a muchos clientes les gusta la comodidad de recibir los pedidos en sus hogares, esto no siempre funciona bien para los minoristas, que se están encontrando con que sus empresas autónomas de comercio electrónico tienen que luchar para obtener un beneficio.