Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sicarios colombianos detenidos en Valencia llevaban varios años en España

Detenidos dos sicarios colombianos en Valenciacuatro.com
"Pollo" y "Ronco" fueron detenidos, respectivamente, en la ciudad de Valencia y la localidad vecina de La Eliana. El responsable policial ha puntualizado que "ninguno de los dos llevaba armas en el momento de la detención, lo que no quiere decir que no las tuvieran", además "Pollo" estaba en una silla de ruedas por una invalidez.
Según el comisario, la Policía española tiene "sospechas" de que los dos sicarios "podrían estar implicados en una actividad delictiva" en España, "algo relacionado con cobros y extorsiones", si bien no dispone de "pruebas fehacientes".
Diéguez ha destacado que "Ronco" y "Pollo", que pertenecen a cárteles distintos, son "gente de una responsabilidad alta dentro del organigrama de sus organizaciones".
A los detenidos no "se les conoce trabajo" y llevaban en España "un nivel de vida medio-alto", aunque "Ronco" tenía "un nivel de vida superior al del 'Pollo", en tanto que ambos "no vivían aislados de su entorno social" y "a sus domicilios accedían otras personas".
Huellas dactilares alteradas
El comisario también ha revelado que "Pollo" había alterado sus huellas dactilares: "Es un cambio de huellas, ha explicado, no muy pronunciado. Simplemente se nota que están un poco alteradas algunas de las crestas papilares, pero no es un cambio de huella radical".
Además, "Ronco" había contraído matrimonio de forma fraudulenta con una ciudadana española para obtener un permiso de residencia y, posteriormente, la nacionalidad española, un fenómeno "frecuente" en España, ha señalado Diéguez.
Los sicarios, de cuya presencia en España ha alertado la Policía de Colombia el pasado junio, formaban parte de "oficinas de cobros" a sueldo de cárteles de la droga y se habían asentado en España con la intención de continuar con sus actividades.
Sorpresa de los vecinos
Los vecinos de los dos sicarios han mostrado hoy su sorpresa al conocer la actividad a la que se dedicaban sus vecinos y han coincidido en señalar que se les "ha puesto la piel de gallina".