Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La colaboradora de ETA Laura Riera sale de la cárcel

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz prohibió el viernes el acto homenaje a la colaboradora etarra convocado esta tarde en la plaza del Raspall del barrió barcelonés de Gràcia al considerar que la celebración supondría la "exhaltación del currículo delictivo" de personas "vinculadas a la organización terrorista ETA".
En su resolución, el magistrado entiende que todas estas actividades, enmarcadas en el programa alternativo de las fiestas de Gràcia, tiene como finalidadúnica "ensalzar las personas de quienes han sido condenadas como colaboradores o integrantes de la organización terrorista ETA, alabando, amparando o justificando las actividades delictivas por ellas cometidas y por las que fueron condenadas, ensalzando además la lucha armada".
Laura Riera fue condenada a nueve años de prisión en mayo de 2004 por la Audiencia Nacional, sentencia confirmada por el Tribunal Supremo, por su colaboración con el 'comando Barcelona' de ETA, que actuó en Catalunya en los años 2000 y 2001, y que llevó a cabo atentados como el asesinato del ex ministro socialista Ernest Lluch.
Riera, vinculada al movimiento 'okupa', trabajaba como auxiliar administrativo interina en la sección de multas del Ayuntamiento de Terrasa (Barcelona), y tenía acceso a la base de datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).
Valiéndose de claves de sus compañeros de trabajo, facilitó al 'comando' matrículas de vehículos de fuerzas de seguridad, así como la del coche del concejal del PP en Viladecavalls (Barcelona) Francisco Cano, asesinado por ETA el 14 de diciembre de 2000.