Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lección a un coche mal aparcado

Aparcar mal puede tener consecuencias. Al menos, esto fue lo que le pasó a un conductor cuando estacionó mal su coche en un parking de Estados Unidos. Al volver, dos grandes todoterrenos habían aparcado a cada uno de los lados y el conductor no podía entrar en el coche. Finalmente, tuvo que acceder al vehículo por el maletero.