Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medio centenar de cines han desaparecido en Madrid

Brad Pitt aparece por sorpresa en el cine CapitolInformativos Telecinco

Salas situadas en calles tan emblemáticas como Gran Vía, Fuencarral o Bravo Murillo han echado el cierre en los últimos años, alcanzando un total de medio centenar de cines que han desaparecido en los últimos años en la capital. Ahora mismo sólo quedan una treintena de cines, frente a los 500 que había en los años '70.


El pasado lunes se repitió una escena ya habitual en Madrid, una sala de cine más, en esta ocasión los Cines Renoir de Cuatro Caminos, cerraba sus puertas ante la imposibilidad de supervivencia en la actualidad.
Según la plataforma 'Salvemos los cines', la Gran Vía madrileña ha perdido cines como el Azul, el cine Rex, los cines Avenida, que se han convertido en un centro comercial, el Imperial o el cine Pompeya, que han pasado a ser parte de el gran grupo de salas que está desapareciendo debido a la crisis, la subida del IVA o la piratería, que provoca que el público asista en menor número a los cines.
En el centro, la desaparición de cines ha sido numerosa, en la calle Fuencarral el Cine Bilbao es ahora parte de una sala de ensayos y otra parte es centro comercial; el Fuencarral, ha sido derribado para hacer pisos, al igual que el Cine Tívoli situado en la calle Alcalá. Otras salas como Cine Bogart, Benlliure, Cines Madrid de la plaza del Carmen, el Real Cinema, Excelsior...han dejado de existir y la mayoría han vistos sus estructuras recicladas y convertidas en comercios o cafeterías.
En Bravo Murillo han desaparecido hasta tres salas y en otros lugares de Madrid ya es habitual ver supermercados, apartamentos, restaurantes de comida rápida o centros comerciales donde antes estaban los carteles de los últimos estrenos. También han clausurado sus proyecciones los cines Albufera, Salamanca, Picasso, en la calle Francisco de Rojas, Cid Campeador en Príncipe de Vergara y Jorge Juan, en el que en su lugar hay unos estudios de televisión.
El teatro también ha sufrido un duro revés en los últimos años en Madrid, aunque no de forma tan acusada como las salas de proyección. En los últimos años han cerrado teatros como Martín, Cómico y Arniches y Albéniz entre otros.