Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cierre de Garoña ya está publicado en el BOE

El Boletín Oficial del Estado ha publicado este sábado la Orden ITC/1785/2009, de 3 de julio, del Gobierno central, por la que se acuerda como fecha de cese definitivo de la actividad de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) el día 6 de julio de 2013.

El BOE ha anunciado también la renovación de la autorización a la empresa Nuclenor para explotar la planta de Garoña hasta esa fecha, en la que se cerrará definitivamente según ha acordado el Ejecutivo de Zapatero.
No obstante, antes de finalizar el ejercicio 2011, la entidad responsable del desmantelamiento de la central presentará al Ministerio un programa preliminar de las actuaciones que se deberán llevar a cabo con este fin. Esta orden también exige que Nuclenor, como titular de la explotación, no puede realizar modificaciones y propuestas de actuación que impidan o dificulten el cese definitivo de la explotación en la fecha establecida. Con excepciones como las requeridas por razones de seguridad nuclear y/o protección radiológica, de acuerdo con el Consejo de Seguridad Nuclear, o para garantizar el cumplimiento de los umbrales de incremento máximo de temperatura contenidos en la autorización de vertido, de acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Ebro.
Reacciones del Gobierno
Por su parte, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha asegurado que la decisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la fecha de cierre de la central nuclear de Garoña es "coherente" y "pensando en las generaciones futuras".
La secretaria de Organización del PSOE ha asegurado que la determinación de Zapatero es un ejemplo de la eficacia de las tesis socialistas en materia económica y social. Ha añadido que aunque esa decisión "no era fácil" sí es "responsable y razonada", que permite además dar una alternativa económica a la zona con que con su plan de acción específico pueda seguir "generando expectativas económicas" en la región.
Pajín también ha querido mostrar que con esta determinación se cumple con la promesa electoral y con "la palabra dada" a los ciudadanos y que esta decisión sobre Garoña es un ejemplo de las políticas sobre el cambio climático.