Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi el 20 por ciento de los españoles vivió por debajo del umbral de la pobreza en 2009

El 19,5 por ciento de la población residente en España estaba por debajo del umbral de la pobreza relativa en el año 2009, en línea con los niveles de 2008 (19,6 por ciento), según la última 'Encuesta de Condiciones de Vida' del Instituto Nacional de Estadística (INE).
Por edades, la mayor tasa de pobreza correspondió a los mayores de 65 años. Sin embargo, cabe destacar la disminución de la tasa en este grupo de edad a lo largo de los últimos tres años, pasando de un 28,5 por ciento en 2007 al 25,7 por ciento en 2009.
Por su parte, esta tasa de pobreza se reduce si se tiene en cuenta el valor del alquiler imputado. El hecho de considerar en el cálculo el valor de la vivienda tanto de propiedad como en cesión gratuita hace que la tasa de pobreza disminuya en todos los grupos de edad.
El umbral de la pobreza se calcula como el 60 por ciento de la media de los ingresos por unidad de consumo de las personas, siendo esta mediana el valor que, ordenando a todos los individuos de menor a mayor ingreso, deja una mitad de los mismos por debajo de dicho valor y a la otra mitad por encima.
El INE advierte de que el valor del umbral de pobreza, expresado como ingreso total del hogar, depende del tamaño del hogar y de las edades de sus miembros, es decir, del número de unidades de consumo.
Se obtiene multiplicando 7.945 por el número de unidades de consumo del hogar. Por ejemplo, para un hogar de un adulto el umbral es de 7.945,0 euros, para un hogar de dos adultos es de 11.917,5 euros (ó 5.958,8 euros por persona), para un hogar de dos adultos y un menor de 14 años es de 14.301,0 euros (ó 4.767,0 euros por persona), para un hogar de dos adultos y dos menores de 14 años es de 16.684,5 euros (ó 4.171,1 euros por persona), etc.
Uno de cada tres hogares no puede asumir gastos imprevistos
Por otra parte, la encuesta refleja que hasta uno de cada tres hogares no tenía capacidad de afrontar gastos imprevistos, un 5,8 por ciento más que en 2008. Además, el INE apunta que el número de hogares que no se pudo permitir ir de vacaciones al menos una semana al año alcanzó el 38,9 por ciento, un 5,4 por ciento más que en el anterior estudio.
Asimismo, el 13,7 por ciento de los hogares españoles manifiesta tener muchas dificultades para llegar al fin de mes, lo que supone el valor más elevado de los últimos seis años y 1,5 puntos porcentuales más que en el año anterior.
Por último, el INE destaca que el 7,2 por ciento de los hogares tuvo retrasos en los pagos a la hora de abonar gastos relacionados con la vivienda principal en los 12 meses anteriores a la encuesta.
Si se analiza la situación del hogar con respecto a la actividad, el 18,6 por ciento de los hogares con todos sus miembros activos parados presentó retrasos en los pagos, mientras que el porcentaje se redujo al 6,3 por ciento cuando los miembros de la familia estaban ocupados.