Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren un tratamiento para la cura de todas las alergias

alergiaGtres

Investigadores de la Universidad de Queensland (Australia) han desarrollado un tratamiento que podría ser capaz de acabar con todas las alergias ya que pone el foco en el sistema inmune y no, en los síntomas. Hasta ahora, solo ha sido probado en animales. No obstante, afirman, que está destinado a curar, en un principio, las más graves.

La investigación dirigida por el profesor Ray Steptoe y publicada en la revista Insight JCI ha confirmado que se pueden tratar no solo las alergias, sino el asma también de raíz y con un único tratamiento genético.
Las alergias, explica el profesor Steptoe a dailymail.co.uk, son una alteración del sistema inmunitario. Hasta ahora no se han podido curar porque las células inmunes, conocidas como células T, desarrollan una memoria que las vuelve resistentes a los tratamientos.
Sin embargo, su equipo ha sido capaz de “borrar” esta memoria en los animales. “Tomamos células madre de la sangre e insertamos un gen que regula la proteína del alérgeno y que ponemos en el receptor”, explica.
La importancia de esto reside en que estas células, que ya contienen el gen, producen nuevas que se dirigen a las inmunes y, como consecuencia, apagan la respuesta al alérgeno, la sustancia que provoca la alergia.
Aunque el tratamiento ha sido probado hasta el momento solo en animales, Steptoe afirma que se podría trasladar a las personas. “Nuestro trabajo utiliza un alérgeno asma experimental pero esta investigación podría aplicarse en el tratamiento de las personas que tienen alergias severas”, expresa.
Serían aquellos con alergias más severas como a los alimentos potencialmente letales los que primero recibirían el tratamiento, que, explican, consistiría en una terapia genética inyectada.