Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La teoría de la relatividad de Einstein sigue confirmándose, aunque él no lo creyera

La teoría de la relatividad de Einstein sigue confirmándose, aunque él no lo creyeraNASA

Los científicos de la Universidad Aeronáutica de Texas, han demostrado que la teoría de la relatividad sigue dando sus frutos 100 años después. Ahora se podrá medir la masa de las estrellas más lejanas al sol, gracias a los cambios de la luz procedente de éstas. El no creía que fuera a ser posible, pero gracias a las observaciones del telescopio Hubble se ha demostrado.

Dentro de todas las estrellas conocidas, Stein 2051 B, fue la elegida para demostrar una de predicciones de Albert Einstein. Esta enana blanca es aproximadamente dos tercios de nuestro sol, y su masa se ha calculado gracias a  un tipo particular de 'microlente gravitacional', una de las posibilidades derivadas de la famosa teoría de la relatividad, que el mismo Einstein no creía posible.
Gracias al telescopio Hubble,  un telescopio que orbita en el exterior de la atmósfera, se han podido trazar los cambios mínimos en el camino de la luz procedente de una estrella distante, al pasar por otra relativamente estrecha, en este caso la Stein 2051 B.
Los astrónomos aplicaron los hallazgos de Einstein para medir  cómo la gravedad Stein 2051 B, deformó la luz de la estrella de fondo, un fenómeno físico  que predijo Einstein hace más de 100 años. Gracias a este hallazgo, esta técnica se podrá utilizar para evaluar directamente la masa de las estrellas.
"Fue como medir el movimiento de una pequeña luciérnaga frente a una bombilla a 1.500 millas de distancia," explicó el astrónomo Kailash Sahu, del Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore.
Los cálculos han podido determinar que Stein 2051 B es un tipo de enana blanca dos tercios la masa de nuestro sol. Todas las estrellas, incluida el Sol, pasará por esta fase, haciéndose ocho veces más pequeño, cuando se acabe su combustible nuclear.
"Lo más importante para la estrella es su masa", dijo Sahu. "Si sabemos la masa, conocemos cuál será su radio, lo brillante que será, cuánto tiempo va a vivir, lo que sucederá después de que muera. Todo depende de la masa de la estrella”, afirmó el astrónomo.
La curvatura de la luz era una prueba clave para la teoría general de la relatividad de Einstein , que fue publicada hace más de 100 años, y demostrada en 1919 cuando los científicos midieron la curvatura de la luz estelar alrededor del sol durante un eclipse solar total.
Sahu y sus colegas han sido los primeros en observar el fenómeno en una estrella más allá del sol. La investigación se publicara en la revista Science pero ya ha se ha hecho publica por la Embry-Riddle Aeronautical University, en Texas, Estados Unidos.