Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientificos descubren que el Sol podría haber tenido una 'hermana gemela'

Cientificos descubren que el Sol podría haber tenido una hermana 'gemela'NASA

Un reciente estudio ha descubierto que el Sol podría haber tenido una hermana 'gemela' en su nacimiento a la que han apodado como Némesis, haciendo honor a la diosa de la venganza. Todo apunta a que ambas estrellas orbitaban alrededor del mismo punto, lo que se conoce como 'sistema binario'.

Los astrofísicos de las universidades de Harvard y Berkeley han determinado que, en el momento de su nacimiento, el sol podría haber tenido un 'gemelo' orbitando junto a él. El fenómeno se conoce como 'sistema binario' y es un proceso bastante habitual en el universo mediante el cual dos estrellas orbitan alrededor de un mismo punto en común. Debido a que muchas estrellas nacieron con este sistema, hay bastantes probabilidades de que nuestro Sol también naciera de esta forma.
La hipótesis revelada por los investigadores asegura que Némesis, podría haberse convertido en una enana marrón que aún no habría sido descubierta. Némesis no sería entonces lo suficientemente masiva para mantener reacciones nucleares continuas en su núcleo, a diferencia del Sol.
R. A. Muller, apodó a Némesis, y desarrolló una hipotesis que sostiene que en ella se encontraría el origen del asteroide que provocó la extinción de los dinosaurios hace 66 millones de años, por ello, Muller apodó a la hermana 'gemela' del Sol con el mismo nombre que la diosa de la venganza, Némesis. 
Steven Stahler, coautor de la investigación, explica que gracias al estudio de estrellas similares al Sol en la constelación de Perseo, ha podido determinar que todas las estrellas de esta constelación se han formado como binarias extensas.
El grupo de investigadores asegura que  Némesis y el Sol fueron en algún momento binarias extensas, es decir, que se encontraban a una distancia 17 mayor de la que dista entre el Sol y Neptuno, el planeta más alejado en el Sistema Solar. Debido a esta distancia probablemente Némesis habría escapado a la atracción gravitatoria del Sol hace años y que se habría mezclado con otras estrellas de nuestra vía Láctea.