Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Matemáticas para predecir el comportamiento humano

Envidiosos, majos, optimistas y pesimistas. A partir de esta simple clasificación de personas se pretende alcanzar un complejo objetivo: predecir el comportamiento humano para anticipar su posición. Para ello, físicos, matemáticos, economistas y antropólogos trabajan conjuntamente en múltiples y diferentes experimentos. La finalidad es ofrecer el resultado de este conocimiento a gobiernos y empresas. Así es IBSEN, un proyecto europeo dirigido por el profesor español Anxo Sánchez.