Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Síndrome del hijo único: ¿Son tan egoístas como se piensa?

Síndrome del hijo único: ¿Son tan egoístas como se piensa?Gtres

Una investigación china ha descubierto que los hijos únicos no son cómo se pensaba. El estudio revela que los que crecen sin hermanos tienen una estructura cerebral diferente a los que crecen rodeados de hermanos. Los hijos únicos son más creativos pero tienen una personalidad menos "agradable" que los que tienen hermanos.

Un estudio de la Universidad del Suroeste de Chongqing (China) ha revelado que los niños que crecen sin hermanos tienen una estructura cerebral diferente frente a aquellos que crecen con uno o varios hermanos.
Durante el estudio, realizado a 250 estudiantes universitarios, escaneó los cerebros y puso a pruebas rasgos como la personalidad, creatividad e inteligencia. La investigación revela que los hijos únicos superan a los que tienen hermanos en creatividad y obtuvieron calificaciones más bajas en personalidades “agradables”.
Los hijos únicos mostraron un mayor volumen de materia gris en el lóbulo parietal, uno de los mayores lóbulos del cerebro y encargados de recibir sensaciones como el tacto, el calor, el frío o la imaginación.
Así mismo, como informa Independent, mostraron menos materia gris en la corteza prefrontal medial, una parte que se encarga del pensamiento del individuo en relación con los demás.