Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las carreteras españolas dejan 23 muertos durante el puente

Veintitrés personas han muerto en los 21 accidentes de tráfico ocurridos en las carreteras españolas durante el Puente de la Constitución, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).
En los siniestros ocurridos entre las 15:00 horas del pasado viernes día 3 y la medianoche de ayer, miércoles, 8 de diciembre, 10 personas han resultado heridas graves y 8, leves.
El viernes hubo 3 accidentes con 3 muertos, 4 heridos graves y 2 leves, mientras que el sábado se contabilizaron 2 siniestros, con 2 fallecidos y 3 heridos leves. El domingo fue la jornada con mayor siniestralidad de la operación especial, ya que se produjeron 6 accidentes con 7 víctimas mortales, 5 heridos graves y 2 leves.
El lunes murieron 2 personas en 2 siniestros en los que otra sufrió heridas de gravedad, mientras que el martes 3 personas perdieron la vida en 3 accidentes y el miércoles hubo 6 víctimas mortales y un herido leve en 5 siniestros.
Desciende la mortalidad en carreteras
Dos de los fallecidos durante el puente eran motoristas. De los 21 accidentes, 13 han sido colisiones, 6 salidas de vía, 1 atropello de peatón y otro, un vuelco en la calzada. En lo que se refiere a las causas, 8 de los accidentes han sido por distracción en la conducción, 6 por velocidad inadecuada y el resto por otras infracciones.
El número de muertos desciende respecto al año pasado, en el que la operación especial de tráfico puesta en marcha con motivo del puente de la Constitución tuvo un día menos, al caer el día 8 en martes, el número de víctimas mortales en las carreteras ascendió a 29 personas.
En el acumulado anual, hasta el 8 de diciembre, se llevan contabilizados 1.633 muertos, 156 menos que hasta la misma fecha del año pasado, lo que representa un descenso del 8,8 por ciento.