Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los altos cargos locales verán reducido su sueldo entre un 0,25 y un 15 por ciento, en función de los tramos salariales

Reducción del sueldo de los cargos localesCNN+/Cuatro
La Ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha aprobado hoy una tabla de reducciones salariales para los alcaldes, concejales, presidentes de diputación, consejos y cabildos insulares, diputados provinciales y altos cargos de la administración local que oscilarán entre el 0,25 y el 15 por ciento, según los tramos salariales.
La medida, que ya había sido anunciada, ha sido apoyada por todos los miembros de la dirección de la FEMP reunidos hoy en Madrid. Puesto que ha sido aprobada por unanimidad, la reducción salarial será vinculante para todos los ayuntamientos.
Según ha explicado el presidente de la Federación, Pedro Castro, dichas reducciones, que "se aplicarán utilizando los mismos criterios y escalas establecidas por el Gobierno de España para la Administración General del Estado (AGE), "se establecerán de forma individual y con criterios de progresividad", de tal forma que para su cálculo se tomará como base la cuantía de la retribución efectivamente percibida conforme a distintos porcentajes. Además, ha señalado que estos recortes se harán efectivos en la nómina del mes de junio y los salarios quedarán congelados para el año 2011.
Los tramos salariales
De esta forma, los altos cargos, cuyos salarios se correspondan con el del presidente del Gobierno o de los ministros, es decir, retribuciones comprendidas entre los 81.155,04 y 91.982,40 euros, la reducción será de un 15 por ciento. Las cantidades que vayan desde 73.682,84 euros hasta 81.155,04 euros, correspondientes a salarios equiparables a los de los secretarios de Estado, sufrirán un descuento del 10 por ciento.
Asimismo, se reducirán un 9 por ciento los salarios que se comprendan entre los 64.606,48 euros y los 73.682,84 euros, en correlación con el recorte sufrido por los emolumentos de subsecretarios de Estado y asimilados. Al nivel de los directores generales, y asimilados, de la Administración General del Estado, con sueldos entre 54.615,68 y 64.606,48 euros, la reducción será del 8% por ciento.
Para el tramo que va desde los 54.615,68 euros, al que se le aplica el 8 por ciento, hasta el de 13.935,60 euros, al que se le aplica el 4,5 por ciento, se asumirá una rebaja del 7 por ciento para los sueldos comprendidos entre 54.615,68 y 41.055,65 euros; el 6 por ciento para los comprendidos entre 41.055,65 y 27.495,63 euros; y un 5 por ciento para aquellos contenidos entre los 27.495,63 y 13.935,60 euros.
En relación a los salarios que vayan desde los 13.935,60 euros hasta los 6.581,64 euros, que "corresponde a los alcaldes que cobran en torno a los 800 euros mensuales", según ha apuntado el presidente de la FEMP, la reducción porcentual fluctuará desde el 0,25 hasta el 4,50 por ciento, equiparándose las cantidades a las del funcionariado de base.
Por otro lado, la FEMP ha informado de que, aplicando los criterios adoptados en el Real Decreto-Ley, quedarán exentas de reducción las retribuciones que se correspondan con las exenciones establecidas en el mismo para los funcionarios.
Y los diputados un 10 por ciento menos
La Junta de Portavoces del Congreso ha acordado hoy por unanimidadrecortar un 10 por ciento el sueldo base de todos los diputados, a lo que hay que unir un recorte gradual de los complementos que, en el caso del que disfruta el presidente de la Cámara, José Bono, sube hasta el 15 por ciento, según avanzó el portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso. El mismo esquema se aplicará en el Senado.
La decisión, auspiciada por el recorte de sueldos de los altos cargos contenido en el decreto ley de medidas para reducir el gasto público, no se adoptará formalmente hasta el próximo jueves, una vez se convalide el decreto ley que dio origen a la bajada de sueldo y que la aprueben las Mesas del Congreso y del Senado.
Según los planes comentados en la Junta de Portavoces, la asignación básica que reciben todos los diputados, fijada desde 2008 en 3.126,52 euros al mes, se reducirá un 10 por ciento, lo que les supondrá percibir desde junio 312,65 euros menos todos los meses
Además, los complementos en razón del cargo que los diputados ocupan en la Cámara se reducirán también proporcionalmente. El mayor recorte se producirá en el complemento más elevado, el que disfruta el presidente del Congreso, José Bono, que es de 3.605,38 euros mensuales y al que se aplicará un 15 por ciento de rebaja (540,8 euros menos).
Esa gradación se traslada a los demás complementos (miembros de Mesa, portavoces y adjuntos). Así, para los portavoces de los grupos parlamentarios, que disfrutan de un complemento de 1.978,62 euros al mes, se les ha previsto un recorte del 12 por ciento (237,4 euros menos).