Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A la cárcel por un robo de ropa

Mañana es el día que Esther entrará en la cárcel. Está condenada a cuatro meses por robar más de 400 euros en ropa. Un robo que justifica por su situación económica y por la necesidad de dar de comer a sus hijas. Sabe que tiene que pagar por lo que ha hecho pero cree que es  desproporcionado. Esther enviudó hace tres años y fue desahuciada. Tiene cuatro hijas y está en el paro. Mantiene a su familia con una ayuda de 500 euros. No era la primera vez que robaba ropa y por eso la han condenado a pasar cuatro meses en prisión. Sus vecinos la están apoyando y han comenzado una campaña de recogida de firmas. Estas últimas horas Esther las vive pendiente de su teléfono. Todavía tiene la esperanza de que el juez decida aplazar su ingreso en prisión mientras se resuelva ese indulto que podría tardar años.