Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bolsa cierra plana

El parqué madrileño ha roto la tendencia alcista de las últimas cinco jornadas y ha cerrado la sesión con una ligera caída del 0,02 por ciento, que ha situado al Ibex 35 en el nivel de los 10.661,6 puntos, con lo que el Ibex no ha podido sumar un nuevo máximo anual y se ha quedado a las puertas de la cota psicológica de los 10.700 puntos.
El Ibex ha vivido una de las jornadas más volátiles de los últimos días, ya que ha abierto en negativo, pero tras unos minutos de cotización logró situarse en positivo, llegando incluso a superar el nivel de los 10.700 puntos.
Sin embargo, la apertura bajista de Wall Street y el deseo de los inversores de recoger beneficios, lastraron al selectivo al cierre. La caída de Banco Santander (-1,15 por ciento), no pudo contrarrestar las subidas de BBVA (+2,10 por ciento), Banco Popular (+0,72 por ciento), Banco Sabadell (+0,55 por ciento), Banesto (+0,46 por ciento), Bankinter (+0,37 por ciento), Telefónica (+0,09 por ciento) y Repsol YPF (+0,03 por ciento).
En el lado negativo también se han situado ArcelorMittal (-4,62 por ciento), Gamesa (-2,72 por ciento), Iberdrola Renovables (-2,60 por ciento), OHL (-1,83 por ciento) y Acerinox (-1,21 por ciento).