Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué beben los menores?

La idea de ocio para muchos menores hoy en día es la de emborracharse lo antes posible para desinhibirse y pasarlo bien. El problema es que el cuerpo de un menor es más vulnerable a un atracón de alcohol y puede provocarles diversos problemas de salud. Existe también el riesgo de que la gente que rodea a la víctima no reaccione bien o a tiempo. Además, en un niño el alcohol puede causar daños irreversibles a largo plazo. Aún así, cada vez son más los menores que se inician en el consumo de alcohol. La edad media está en 13,7 años.