Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se reactiva la guerra entre bandas latinas

Las bandas latinas asentadas en Madrid vuelven a la carga. En sólo 10 meses se han cobrado la vida de 4 jóvenes pandilleros, 3 con armas de fuego. La Policía es consciente de esta nueva escalada de violencia pero asegura que no puede hacer frente debido a una carencia en el número de agentes y de medios con los que cuentan. Los enfrentamientos en las calles son habituales pero desde el año 2013 no se había registrado ningún homicidio.

Se calcula que en la Comunidad de Madrid hay unos 300 pandilleros activos. La mayoría tienen entre 16 y 22 años. Cada vez son menos numerosos pero más violentos y agresivos. Pelean para controlar las calles,  imponer sus reglas,  por ajustes de cuentas o como respuesta a otras agresiones. Estos jóvenes siempre salen armados, con bolomachetes, cuchillos o armas simuladas que manipulan para convertir en letales. La fiscalía ha pedido la creación de una sección especializada para combatir a estas bandas asentadas hace 15 años en España