Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La banda gástrica me hizo bulímica"

La banda gástrica es la salvación para muchos que no pueden controlar lo que comen. Sin embargo, en algunos casos, como el de Chevese Turner, lo que iba a ser la solución se convirtió en un grave problema. Esta mujer norteamericana, de 43 años, ha relatado cómo, tras someterse a la intervención, se volvió bulímica.
Chevese Turner padecía sobrepeso. Por eso, en 2007 decidió someterse a una intervención para implantarse una banda gástrica.
Sin embargo, esta mujer norteamericana nunca pudo imaginar cuando entró en el quirófano que la operación que prometía ser la solución a sus problemas se convertiría en uno de ellos.
La intervención le provocó un trastorno alimenticio y, en vez que disminuir los alimentos que ingería, seguía ingiriendo cantidades elevadas de comida.
Turner esperaba que con la banda gástrica se redujera el tamaño de su estómago y así pudiera comer menos y bajara de peso. Sin embargo, fue todo lo contrario.
"Estaba en la cama y estuve llorando una semana porque no podía comer. Tan pronto como pude me dí un atracón. Lo hice aunque fue muy doloroso", ha comentado la mujer a ABC News.
Los expertos sostienen que los trastornos alimenticios causados por las bandas gástricas son más comunes de lo que se piensa ya que, a menudo, no son diagnosticados correctamente sus comportamientos dado que son similares a los presentados por los pacientes sanos.