Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ayuda de los 400 euros se mantiene para las rentas inferiores a 8.000 euros

Los Presupuestos en el CongresoCuatro
La deducción de 400 euros en la declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se mantendrá para las rentas con una base imponible inferior a 8.000 euros anuales y tendrá carácter progresivo para las comprendidas entre esa cantidad y 12.000 euros, con el objetivo de garantizar la "equidad" fiscal.
Así lo han explicado los portavoces de los grupos parlamentarios del BNG, Francisco Jorquera; de ICV, Joan Herrrera, y de IU, Gaspar Llamazares, quienes han anunciado que han llegado a un acuerdo con el PSOE para apoyar esta enmienda transaccional, así como la relativa a la fiscalidad de los trabajadores extranjeros no residentes, la denominada "Ley Beckham".
En este sentido, Jorquera ha puntualizado que durante la Comisión de Presupuestos en la que se debaten las enmiendas al articulado de las cuentas del próximo año las tres formaciones también votarán a favor de que los trabajadores desplazados a España con rentas superiores a 600.000 euros anuales tributen el IRPF de no residentes al tipo general, del 43 por ciento, y no al del 24 por ciento como sucedía hasta ahora.
Asimismo, tanto BNG como IU e ICV apoyarán la enmienda socialista para prorrogar el año que viene el Plan de Ayuda a la Automoción 2000E.
El Gobierno tumba la enmienda sobre el IVA
Por otra parte, el Gobierno ha vetado el debate en la Comisión de Presupuestos del Congreso de las enmiendas presentadas por el PP, PSOE, CiU, ERC-IU-ICV y BNG que pedían la supresión de la subida del IVA recogida en las cuentas públicas para el próximo año, por suponer una minoración de ingresos.
El Ministerio de la Presidencia, a través del secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios comunicó a la Presidencia de la Comisión que no daba el visto bueno a la tramitación de las enmiendas que afectaban al artículo 79 del proyecto de ley que recogía la subida de dos puntos en el tipo general del IVA y el aumento de un punto del reducido.
La decisión del Gobierno provocó una agria respuesta de todos los representantes de la oposición, que señalaron que esta actuación del Gobierno impedía iniciar incluso el debate en Comisión de todo el proyecto de ley.