Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez belga autoriza la extradición del etarra Luis María Zengotitabengoa

La defensa conocerá el fallo completo, con la argumentación y tendrá un plazo de 24 horas para presentar la apelación. Al ser viernes, el recurso se presentará el próximo lunes ante el Tribunal de Apelación de Gante, que es la siguiente instancia.
Entre los argumentos que el abogado ha expuesto al juez belga solicitando que éste rechace la extradición, está que hay un "defecto de forma" en la eurorden porque "falta la fecha de la expedición de la orden y la firma de un juez de instrucción".
Además, alega que Zengotitabengoa no tuvo un abogado en el momento de la detención, que ha solicitado el Estatuto de Refugiado Político en Bélgica y que la normativa europea prevé que no se puede extraditar a nadie si hay riesgo de que sean vulnerados sus derechos.
Según el letrado, "el dosier de acusación que ha presentado España es muy débil" porque, afirma "apenas hay dos líneas: una que hace referencia al pasaporte falso que encontraron en la furgoneta interceptada en la frontera con Portugal y la otra que le considera un miembro muy fiel a ETA".
Quería viajar a Reino Unido
El etarra detenido en Bélgica, Luis María Zengotitabengoa, había negado ser miembro de ETA ante el juez que está tramitando la petición de extradición por parte de España. Según ha informado su abogado, el detenido informó a la Policía de Ostende que se encontraba allí y también envió un fax a una autoridad oficial de Durango para explicar que estaba en la citada ciudad belga.
El abogado Paul Bekaert ha afirmado que su defendido "no estaba clandestinamente en Ostende, ni hubo nombres falsos, ni documentos falsos". En este sentido, ha explicado que llevaba una semana en la ciudad cuando fue detenido y se encontraba en posesión de su DNI oficial y estaba pagando la factura del hotel con su tarjeta de crédito.
Según el abogado, el presunto etarra preguntó a la Policía belga si había algún problema o algo contra él y la Policía le comunicó que no había ningún problema para que permaneciera en Ostende.
El letrado señala que la intención de Zengotitabengoa era viajar al Reino Unido por creer que desde allí no puede ser extraditado a España. Este mismo abogado se encargó ya en 2004 del caso de otros dos presuntos miembros de ETA para los que España pidió la extradición. En aquella ocasión la tramitación se hizo ante el de Mons, y consiguió paralizar la extradición.