Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"El arte como arma de paz"

El concierto 'Paz Sin Fronteras', organizado por el cantante colombiano Juanes, reunió este domingo a cerca de 1.150.000 de personas en la plaza de la Revolución de La Habana, donde se vivieron más de cinco horas ininterrumpidas de un espectáculo catalogado por los propios artistas como "el concierto del siglo".
El artista colombiano estuvo acompañado de quince cantantes más, entre ellos Miguel Bosé, Luis Eduardo Aute, Silvio Rodríguez o el grupo cubano Orishas, en esta edición de Concierto por la Paz que tenía como objetivo suavizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, enfrentados desde la revolución que llevó a Fidel Castro al poder en 1959.
"Vinimos a Cuba por amor", dijo Juanes ante la ovación y entuasiamo de más de un millón de personas, casi todas ellas vestidas de blanco, el color de la paz, a petición del propio cantante.
"No puedo creer lo que mis ojos están viendo, es el sueño más hermoso de paz y amor que he podido experimentar después de mis hijos", aseguró durante su actuación en la que dedicó una canción "a todos los aquellos que están privados de su libertad, donde quiera que estén", en referencia a los secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Un concierto polémico
El cantante, que había recibido amenazas de muerte desde que anunció su intención de celebrar el concierto en la isla comunista, salió al escenario a las 17.30 horas abriendo su recital con la canción 'A Dios le pido'.
A éste éxito le siguieron temas tan conocidos como 'La camisa negra', 'It' s time to change' (es tiempo de cambiar) o 'Minas Piedras'.
Concierto multitudinario
Los 36 grados que se registaron en la plaza no amedrentaron a los cubanos, aunque sí se produjeron numerosos desmayos incluso antes de que comenzara el concierto.
La encargada de dar pie a las cinco horas de música fue la puertorriqueña Olga Tañón, quien antes de comenzar con su merengue, Tañón lanzó "un abrazo desde Cuba al mundo". "Un aplauso al mundo desde Cuba, juntos estamos haciendo historia", proclamó. "De parte de todos los amigos de Juanes le decimos al mundo: es tiempo de cambiar. Un aplauso de parte de Cuba. Arriba con el concierto del siglo".
A ella le siguieron el rockero X Alfonso, el cantautor cubano Amaury Pérez, el español Víctor Manuel, quien cantó su conocido 'Solo pienso en ti' y el tema 'Cómo voy a olvidar', "una canción que habla de la memoria histórica, porque la memoria es el arma más poderosa que tenemos", asestó.
Seguidamente salió Miguel Bosé, que abrió su recital con 'Amante bandido'. "Hoy estamos cumpliendo el sueño de la paz, de la concordia de tender la mano del diálogo (...). El sueño de esas palabras que son grandes y lo hacen todo posible", aseguró el cantante español, quien agregó que el derecho a la paz "es lo más grande que tiene el hombre. La paz es lo más poderoso, por eso bajo ese lema estamos aquí hoy con vosotros".
El cantante italiano Jovanotti tomó el relevo de Bosé en el escenario seguido de los cubanos Orishas y el conocido cantautor Silvio Rodríguez. Cerca ya del fin, Luis Eduardo Aute cantó 'Al Alba', un tema dedicado a las víctimas del franquismo.
Rechazo del exilio
Miembros del exilio cubano en Miami se congregaron en las calles de la ciudad para protestar por el recital que han calificado de "tiranía", ya que a su juicio, legitima al Gobierno comunista de Cuba.
"Es algo totalmente iluso pensar que en un país aplastado por una tiranía de 50 años, unos músicos vestidos de blanco puedan hacer un cambio con sus canciones", declaró el cubano en el exilio Calixto García al diario 'Miami Herald'. Por su parte, Marta Bacallao, natural de La Habana, señaló que no cree que el concierto vaya a representar un cambio en Cuba, "donde hay un régimen de represión".